La guerra en Israel en primera persona: un relato bajo el constante estruendo de los misiles

Compartí esta noticia !

Después de los recientes ataques de Hamas en Israel, se ha establecido una “zona de situación especial de seguridad” en un radio de 80 kilómetros (48 millas) desde la Franja de Gaza. Para comprender cómo están viviendo los ciudadanos en esta situación, Economis entrevistó a Lian Sofer, una ciudadana israelí que vivió varios años en Argentina y que actualmente ejerce como docente en la ciudad de Guivataim.

“Hoy presenciamos el rostro del mal. Hamas, una organización terrorista, lanzó un ataque brutal contra los ciudadanos del Estado de Israel, atacando indiscriminadamente a hombres, mujeres, niños y ancianos”, declaró Yoav Gallant, Ministro de Defensa de Israel.

Lian Sofer, una israelí de nacimiento, compartió con Economis sus experiencias en medio de esta crisis: “Viví en Israel hasta los 10 años, lo que incluyó la Guerra del Golfo cuando tenía 4 años. Luego, viví en Argentina desde los 10 hasta los 23 años, y desde los 23 hasta ahora, tengo 36 años. Si bien he experimentado ataques previos, esta es la primera vez que enfrento una guerra de esta magnitud en mi vida adulta. Es una situación extremadamente estresante que genera mucha ansiedad”.

Sofer reside en Guivataim, una ciudad ubicada en el centro de Israel, muy cerca de Tel-Aviv. Describió cómo comenzó su día: “Esta mañana, nos despertó el sonido de las alarmas a las seis y media. Al principio, no entendimos completamente lo que estaba sucediendo, como si fuera un sueño, ya que no había un ataque planificado. Rápidamente, mi pareja y yo nos dimos cuenta de la alarma y buscamos refugio. Aquí, en Israel, todos los edificios cuentan con un refugio en el subsuelo. Aquellos sin refugio deben refugiarse en las escaleras, y quienes están en la calle deben tirarse al suelo o buscar refugio en edificios cercanos o áreas designadas en la vía pública”.

Te puede Interesar  Vialidad continúa con las obras en la avenida Los Cedros de Eldorado

A lo largo del día, las alarmas han sonado repetidamente en el centro de Israel. Sofer explicó que, a diferencia de la rutina anterior, las calles ahora están desiertas, excepto por la presencia de policías, ambulancias y bomberos. La magnitud de los ataques ha aumentado significativamente, y el sur de Israel ha sufrido aún más. Informó sobre numerosos muertos, más de 250, y más de 1,450 heridos, así como la preocupación por los rehenes, incluidos niños pequeños.

Sofer destacó la solidaridad en medio de la crisis: “A pesar de las diferencias políticas, todos, sin excepción, se han unido al ejército o han ofrecido ayuda de diversas maneras. Muchos que ya no están en el ejército están ayudando en lo que pueden. Se está llevando a cabo una campaña de donación de sangre para satisfacer las necesidades urgentes”.

La docente de octavo grado también compartió cómo esta situación ha afectado la vida cotidiana en Israel: “En estos momentos, no se permite la reunión de más de 10 personas en un solo lugar, y la mayoría de los restaurantes solo ofrecen servicio de entrega a domicilio. Muchos trabajadores han recibido instrucciones para trabajar desde casa, y la rutina diaria se ve interrumpida constantemente por las alarmas”.

Sofer concluyó diciendo: “Estamos tratando de mantener nuestras rutinas a pesar de las dificultades. Sin embargo, es difícil descansar por la noche, ya que los ataques a menudo ocurren en horarios específicos para evitar que las personas duerman. Seguimos preparados para buscar refugio en cualquier momento. Espero que esta situación se resuelva pronto, ya que la ansiedad es abrumadora”.

Te puede Interesar  Schiavoni presentó un proyecto para atender la crisis del turismo por la pandemia

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin