La madera, el papel y el software mueven la economía de Misiones

Escribe Alejandro Pegoraro, director de Consultora Politikon Chaco, exclusivo de Economis.com.ar. El análisis general de los escenarios vinculados al empleo y a los salarios muestran una Argentina aún muy endeble, con fuertes impactos inflacionarios sobre el bolsillo de los ciudadanos e inestabilidades macro que no permiten un crecimiento sostenido y sustentable en el tiempo.

Aún así, hacia dentro de las provincias se puede observar cómo hay determinados sectores que empujan el crecimiento, y que son fundamentales en base a las estructuras productivas de cada distrito en particular. Cuando los sectores estratégicos impulsan el crecimiento, el potencial derrame sobre el resto de las actividades locales tiende a ser aún mayor, en beneficio de la sociedad en su conjunto.

Algo de esto podemos ver en Misiones durante el primer segmento del año. Los sectores más pujantes están en la industria, particularmente la forestal, junto a otras vinculadas al rubro de alimentos y textil; de la mano, el comercio es también un sector de alto impacto. 

Ambos sectores, necesariamente, son beneficiarios o víctimas, depende el caso, de la situación macro, ya sea por cuestión de divisas, restricciones, menor poder adquisitivo, entre otros. Pero también ambos tienen la particularidad, como la mayor parte de los sectores económicos, de que un acompañamiento local/provincial con medidas concretas de apoyo puede impulsar su crecimiento pese a las contingencias nacionales. 

El sector forestoindustrial misionero es una prueba de ello. A marzo, emplea a más personas y paga mejores salarios que su par correntino, que es el “competidor” natural en este segmento. Agrupando las actividades que conforman este sector, en Misiones hay más de once mil empleos y en Corrientes no llegan a seis mil; es decir, la forestoindustria misionera casi duplica a la correntina. Pero, además, paga mayores salarios: en silvicultura y extracción de madera, los salarios promedios llegan a $ 80.242 contra $ 61.817 de Corrientes, pero a su vez los misioneros evolucionaron mejor: +7% real interanual vs +3,6% de su provincia hermana. 

En la industria de la madera, se observa igual situación: salarios promedios más altos en Misiones ($ 65.791 vs. $ 63.600) con mayor crecimiento en el último año (+5,8% vs. +1,5%, todo en términos reales). En el sector del papel, el salario promedio misionero llega a $ 232.615 (creciendo 11,2% real interanual), siendo el más alto entre todas las actividades que componen la industria manufactura misionera. 

Otro sector estratégico misionero está vinculado al turismo: a partir de una potente reactivación observada en el último año, con un relajamiento de las medidas por la pandemia, la actividad vinculada a la hotelería y gastronomía tuvo un incremento del salario promedio en Misiones del 12,8% (en Corrientes, fue del 5,6%), tratándose de un dato más que fundamental por dos razones principales: en primer lugar, se trata de un sector donde históricamente los salarios son nominalmente bajos, por lo cual un incremento real de esa índole permite ir recomponiendo paulatinamente su valor pero también su nominalidad; en segundo lugar, es un ejemplo gráfico de lo que hace el crecimiento de la actividad económica: la recuperación turística general se traduce en mejoras salariales y de puestos de trabajo. 

Un sector que aún es chico en relación con su volumen, pero que está adquiriendo de manera progresiva una importancia más que fundamental para el país en general, tiene que ver con los empleos del software y la industria de la economía del conocimiento. En Misiones, de la mano de un crecimiento muy fuerte de los empleos en este sector (+55,9%) también lo hizo el salario (42,4% en términos reales)

El comercio, a su vez, es históricamente un sector clave en la economía local, no solo por su importante participación en el empleo (cercano al 20% promedio) sino también por ser causa y consecuencia del crecimiento general de la economía local. Dentro de este, el segmento minorista es el más relevante. En Misiones, al igual que ocurre en los anteriormente detallados, no solo crece el empleo (+5%) sino que también se recompone el salario (+4,2% real). Un dato clave al respecto de esto: en todo el Norte Grande, Misiones es la que tuvo el mayor crecimiento salarial real en el comercio minorista, y es además una de las únicas dos que logran mostrar alzas (la otra fue Formosa, con solo +0,1%). El resto, no pudo plasmar en el salario la recuperación general del consumo que se observó en estas provincias durante el último tiempo.

Por supuesto, los datos van más retrasados que las contingencias: todo lo anteriormente detallado corresponde a marzo, cuando, aún con inestabilidades, la economía nacional estaba relativamente tranquila. Luego, recrudecieron la disparada inflacionaria, el problema de dólares, las restricciones a las importaciones, la escasez de gasoil y otras problemáticas agravadas en los últimos meses que naturalmente pueden poner en jaque los logros alcanzados. 
Pero justamente aquí es donde entran en juego las administraciones provinciales. Misiones tiene logros para mostrar, a la par que debe sostenerlos. Hay muchas provincias que tuvieron “logros propios” alcanzados pese a la inestabilidad nacional, pero necesitan, como condición sine que non, su arreglo; de otra manera, todo corre riesgo de una vuelta atrás.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password