Ser carbono neutrales: una tendencia que ya llegó a las empresas argentinas

Compartí esta noticia !

Un reciente estudio de la Red Argentina del Pacto Global de Naciones Unidas confirma que esta corriente mundial se está replicando también en Argentina: el 41% de las empresas que participaron del estudio mide su huella de carbono. El mayor porcentaje corresponde a las que participan en el Pacto Global.

También lo confirma The Carbon Sink, organización especializada en gestión corporativa de carbono, que en dos años ayudó a 44 empresas del país a medir su huella y compensar 5.190 toneladas de CO2e.

Los últimos datos acerca del calentamiento global proporcionados por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), revelan que las emisiones de gases de efecto invernadero han alcanzado niveles alarmantes. La gravedad de esta situación ha llevado a un aumento significativo en la demanda de los consumidores y la sociedad en general, que presionan a las empresas para que asuman un papel activo en la lucha contra la crisis climática.

En respuesta a esta creciente preocupación, empresas de todo el mundo han decidido dar un paso fundamental: asumir el compromiso de ser carbono neutrales. También conocido como “net zero”, este objetivo se refiere a la situación en la que una entidad, ya sea una empresa, un país o incluso una persona, emite la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2) que la que retira o compensa de la atmósfera. Ejemplos de empresas internacionales con compromisos “net zero” incluyen a gigantes tecnológicos como Microsoft, que se ha comprometido a ser neutro en carbono para 2030, y empresas automotrices como Ford, que aspira a alcanzar la neutralidad de carbono en sus operaciones globales para 2050.

Para alcanzar la neutralidad de carbono el primer paso es identificar las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero de sus actividades y así poder delinear una estrategia de acción climática que permita reducir y mitigar su impacto ambiental. Para ello, la principal herramienta es la medición de huella de carbono.

Esta tendencia global se replica también en Argentina: Pacto Global Argentina presentó los resultados del Estudio “Huella de Carbono en Empresas Argentinas”, un análisis cuantitativo que arroja luz sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el ámbito empresarial del país. El informe, que contiene la respuesta de más de 270 organizaciones empresariales, afirma que el 41% de las empresas analizadas ya están realizando acciones para medir su huella de carbono. “Este estudio forma parte de nuestros esfuerzos continuos para fomentar la transparencia, la responsabilidad y la acción climática entre las empresas argentinas. Queríamos saber en qué punto se encuentra el sector privado para seguir acompañando con nuestra propuesta de valor, por ejemplo, contamos con el programa Acelerador Ambición Climática, que acompaña a las empresas a elaborar un plan de acción con los Science Based Target como guía que les permita ir hace el Net Zero. Siempre dentro de una estrategia integral de sostenibilidad como lo son los 10 principios del Pacto Global” aseguró Flavio Fuertes, Director Ejecutivo de la Red Argentina del Pacto Global.

Te puede Interesar  Reportan 44 muertos y 1.622 nuevos contagios de coronavirus en Argentina

A su vez, The Carbon Sink, organización  especializada en la gestión de carbono corporativa, durante los últimos dos años guió a 44 organizaciones para medir su huella de carbono. “Las empresas tienen la oportunidad de desempeñar un papel fundamental en la mitigación de la crisis climática. Creamos The Carbon Sink con el propósito de facilitarles ese rol, y de acercarlas a su objetivo de ser carbono neutrales, cualquiera sea su industria o tamaño”, comenta Federico Falcón, Director de The Carbon Sink. “Por eso, guiamos a start-ups, pequeñas y grandes compañías en la medición de su huella de carbono y les ofrecemos propuestas customizables, que van desde workshops para equipos sobre acción climática y calculadoras digitales de huella de carbono personalizadas, hasta el diseño de estrategias de gestión de carbono con objetivos basados en la ciencia”, agrega.

Desde su nacimiento en 2021, más de 60 empresas de Argentina, Chile, Colombia, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay eligieron a The Carbon Sink para medir su huella. Y muchas de ellas también decidieron compensar sus emisiones a través de los bonos de carbono certificados que The Carbon Sink ofrece, obtenidos por proyectos de conservación ambiental desarrollados en Latinoamérica. Así ya se compensaron 12.970 toneladas de CO2e en toda la región -lo que equivale a 9.925 algarrobos preservados-, de las cuales 5.190 toneladas de CO2e fueron compensadas en Argentina. Tal fue el caso de Quinto Impacto, empresa que desarrolla tecnología alineada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. “Como parte integral de nuestro compromiso ambiental, trabajamos cada año para reducir las emisiones de carbono de nuestras actividades. Este año, nos aliamos a The Carbon Sink para medir y compensar nuestra huella de carbono a través de proyectos que no solo capturan carbono a través de prácticas de conservación ambiental, sino que también tienen un impacto positivo en las comunidades locales y fomentan el desarrollo sostenible” cuenta Rafael Kemelmajer, CEO de Quinto Impacto.

Te puede Interesar  Asimetrías: advierten que Paraguay reemplazó a Chile como la meca de compras tecnológicas

Las PyMEs pueden medir su huella de carbono de forma gratuita y encontrar opciones de compensacion en The Carbon Sink

The Carbon Sink ofrece una plataforma sencilla y gratuita que permite a PyMEs medir y compensar la huella de carbono de una manera simple y rápida. Al ingresar en thecarbonsink.com, pueden calcular el nivel de emisiones de su actividad anual o de sus eventos, con sólo responder algunas preguntas sencillas. Con esos datos, la plataforma calcula el total de toneladas de CO2 equivalente emitidas.

Una vez calculada la huella de carbono, quienes deciden compensarla para llevarla a cero neto pueden adquirir créditos certificados en el marketplace de The Carbon Sink. Allí encuentran disponibles bonos de proyectos de captura de carbono ubicados en Latinoamérica, como por ejemplo: 

●      Corredor de los Cedros en Jujuy, Argentina: proyecto de conservación de bosques nativos en la ecorregión de las Yungas-Jujeñas. Otorga créditos de reducción de emisiones futuras gracias a la prevención de la deforestación, y tareas de restauración y protección de la biodiversidad.

●      REDD+ Selva de Matavén | Colombia: este proyecto busca mitigar el cambio climático, proteger la rica biodiversidad y generar fuentes de ingresos para las comunidades locales, a través de la gobernanza forestal, el desarrollo de capacidades y actividades productivas que eviten la tala selectiva de bosques nativos, evitando la degradación y la deforestación.

●      The Maísa REDD+ | Brasil: el proyecto promueve la conservación y valorización del bosque ubicado en el centro endémico de Pará, en Brasil, una región de gran importancia para la biodiversidad amazónica.

●      REDD+ Castañeros, Perú: proyecto de protección y restauración de los ecosistemas amazónicos que conserva la biodiversidad de la Amazonía y contribuye al desarrollo económico, social y ambiental del Perú.

●      Bosques del Uruguay:  desarrolla de forma sustentable plantaciones de pinos y eucaliptos para producir madera para aserrío, pulpa y energía en el mercado uruguayo e internacional.

Para conocer la plataforma y obtener más información, ingresa en thecarbonsink.com

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin