Aquino: “Pedimos a Nación un esfuerzo por el financiamiento educativo”

En la última reunión del Consejo Federal de Educación, fue una de las voces que marcó la postura de las provincias ante la negativa de la Nación de discutir los salarios en paritarias federales. Esa intransigencia del ministro Esteban Bullrich deja en situación de vulnerabilidad a varias provincias, entre ellas Misiones. Pero la postura esgrimida públicamente le valió el agradecimiento de los gremios en la Mesa de Diálogo local, donde se fijó el primer aumento del año para los docentes misioneros. Ivonne Aquino asegura que la relación con la Nación es buena, pero sostiene que la mirada sobre la educación obedece a una lógica diferente.

“Hay que seguir dando el debate y reclamando por el financiamiento educativo y que se invierta efectivamente el seis por ciento del PBI en la educación”, asegura Aquino en una entrevista con Economis mientras hacía una recorrida por varias escuelas del interior de la provincia.

Aquino destaca que en la Mesa de Diálogo, además de las discusiones salariales, se pudo lograr avances con los gremios para fortalecer la calidad educativa. A fin de 2016 se enfocaron en reforzar el programa educativo jurisdiccional. “Hemos profundizado líneas socioeducativas y coincidimos en defender la importancia de programas que lleguen a las escuelas con opciones para contener a los chicos, como los deportes, el arte, la música. El objetivo es la inclusión”, explica. En esa línea, se fortalecerán los planes para que los estudiantes completen su formación con tareas escolares, pero también actividades que lleguen directamente a los barrios.

“Haremos un fuerte trabajo sobre la población joven, de adolescentes, pero también los niños, para que logren reingresar al sistema educativo y culminarlo”, anuncia.

Desde hace varios años una de las principales preocupaciones de Educación es la contención. “La deserción es alta, no todos culminan sus estudios”, reconoce la ministra.

Para revertir esa tendencia, Aquino advierte que iniciarán un proceso que incluya a las salas de nivel inicial, desde los cuatro y cinco años. De este modo, se garantiza un mejor tránsito por la escolaridad primaria y mejoran las posibilidades de que llegue a la secundaria.

En el otro extremo, también se potenciará la formación superior de docentes y las tecnicaturas. Se hizo un mapeo de las necesidades de las escuelas, en conjunto con las universidades para determinar carencias en determinadas ramas de la educación y la formación.

La ministra valora el diálogo con los docentes. “La Mesa de Diálogo es importante porque se trabaja no solo sobre el salario, sino sobre el aprendizaje. Se aborda con confianza cada problema”, asegura.

La negociación salarial que se cerró esta semana fue inédita. Por primera vez hubo un acuerdo en febrero, cuando la tradición era que se pagaban los aumentos desde marzo. “Hay una realidad que nos llevó a anticiparnos en la convocatoria, corría riesgo el inicio de clases. El acta acuerdo nos garantiza abrir las escuelas el 6 de marzo. El Gobierno de Misiones hizo un esfuerzo adicional para garantizar el inicio de clases”, explica. La realidad a la que alude es la negativa de Bullrich de abrir las paritarias federales, lo que tiene en estado de máxima tensión a gremios federales y de otras provincias.

Pero Aquino recalca que el acuerdo al que arribaron no es el único. “Hicimos una propuesta que fue rechazada, recibimos una contrapropuesta de la UDPM y los otros gremios y gracias al gobernador Hugo Passalacqua, pudimos sellar un aumento desde febrero, al básico y en blanco, que se cobrará el 25 de este mes. El 9 de marzo nos volveremos a juntar para seguir hablando de salario”, explicó. El acuerdo implica un aumento de 17,65 por ciento al básico, que se traduce en un promedio de trece por ciento en el bolsillo.

La ministra resalta que Misiones fue la primera en acordar y es una de las pocas que tiene el compromiso gremial de iniciar las clases. Pero lamenta que por decisión de Nación se haya perdido la instancia de paritaria federal, que marcaba un equilibrio entre las provincias.

“Nosotros creemos que hay que dialogar. Se avanzó con el acuerdo porque los docentes misioneros necesitaban una confirmación de cuánto iba a ser el aumento. El aporte del secretario de Hacienda, Adolfo Safrán, sirvió para poner en contexto la economía local y las posibilidades de pago del Gobierno. Hay que seguir insistiendo por los fondos de Nación que deben llegar”, asegura.

Una estrategia para morigerar el impacto del ajuste nacional es presionar por otros fondos educativos, más allá de los salariales. Aquino logró tener al día la rendición de cuentas –solo cuatro provincias están en esa condición- lo que garantiza una fluidez en el desembolso de fondos para algunas obras o planes de formación. Eso alivia a las arcas provinciales, ya que Misiones adelanta con fondos propios el Incentivo Docente y el adicional compensador, que este año tendrá una poda de al menos 25 por ciento.

“Pedimos a Nación un esfuerzo por el financiamiento educativo. No solo en el Fondo de Incentivo Docente y el Compensador, sino que se cumpla efectivamente con la ley de Financiamiento y se llegue al 6 por ciento del PBI”, reclama. “No hay que cesar en el reclamo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password