Atrasos en subsidios y un boleto que debería valer el triple, conflictos latentes en transporte público

La expectativa está puesta en el nuevo gobierno de Javier Milei, quien aseguró que bajaría los impuestos sobre las tarifas, pero que aún así debería al menos sextuplicar el costo para cada pasajero, de manera de eliminar los subsidios.

Compartí esta noticia !

Luciano Fusaro, vicepresidente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor, advirtió que si se eliminan los subsidios al transporte público, la tarifa que hoy está en 52 pesos, debería valer un mínimo de 475 pesos en el Amba, un valor que se duplica en otras ciudades que reciben menos aportes estatales. 

El empresario se refirió a la situación del transporte del AMBA, actualmente en conflicto por el atraso de los subsidios. “El boleto mínimo está en 52 pesos, pero en realidad no es un boleto representativo porque el promedio está en 38, ya que hay muchos descuentos, atributos sociales, boleto integrado, boleto infantil, por eso se viaja en el Amba por 38 pesos promedio. Si no hubiera subsidios y pusiéramos una tarifa real que cubriera el costo total de operar, 475 pesos. Eso es lo que costaría”, explicó. 

El marco normativo establece una tarifa técnica y después el Estado decide qué parte de la tarifa técnica la paga el usuario y qué parte la paga el Estado, en forma de compensaciones tarifarias, vulgarmente llamado subsidios. Hoy esa relación es de 90/10.

“Pero ya empezamos mal porque cuando hace las cuentas, el Estado toma las tarifas de septiembre, así que hay un desfasaje del 30% por inflación. La tarifa técnica sin subsidios debería ser de 475 (en el AMBA) poniendo los precios que tiene la economía de hoy. El estado reconoce 338. De esos 338, 38 lo paga el usuario y 300 pesos lo paga el Estado a través de subsidios. A su vez parte de un error ya que los 338 están mal, hay un desfase de un 30% respecto de los 475, porque el Estado cuando determinó las cuentas tomó, por ejemplo, el precio del combustible de agosto. Desde ese momento, el gasoil aumentó como un 20%. Por eso ya están mal los subsidios, al margen que la tarifa está atrasada”, indicó el dirigente.

Te puede Interesar  Arce acompañó el lanzamiento del ciclo 2023 de la Alianza Francesa

En AMBA hay un atraso de 8100 millones de pesos de Capital Federal y 25 mil millones de Buenos Aires, mientras que en el resto de las provincias la deuda es varias veces mayor. En Capital y Buenos Aires ahora hay un conflicto con líneas paradas por la deuda, porque hay empresas que “no pueden cargar gasoil ahora”.   

El conflicto promete agravarse en las próximas horas por el pago de salarios y aguinaldo.

El reclamo es que el Estado libere por lo menos los subsidios hasta el mes de octubre para poder cubrir los compromisos. 

Los empresarios también plantean que los subsidios dejen de llegar a las empresas y se los destine directamente a la demanda, pero a una tarifa racional. 

En el Amba el costo real de cada viaje es de $ 475, de los cuales las empresas reciben $ 307 del Estado y $ 38 de los usuarios, y llevan a pérdida unos $ 34.743 millones por mes, según el Índice Bondi, que elabora la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA). En Posadas, por caso, el boleto está a 90 pesos con SUBE, pero se incrementaría varias veces más sin el subsidio estatal.

La expectativa está puesta en el nuevo gobierno de Javier Milei, quien aseguró que bajaría los impuestos sobre las tarifas, pero que aún así debería al menos sextuplicar el costo para cada pasajero, de manera de eliminar los subsidios.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin