Diez mil

En el año de la pandemia, en Misiones se crearon diez mil puestos de trabajo. En la región, el aglomerado misionero se consolida como el de mayor nivel de empleo. A nivel nacional, además, se posiciona entre las cinco mayores tasas del país.

Es el tercer trimestre consecutivo en el que la tasa de desocupación decrece en Posadas, pese a que se incrementaron los niveles de actividad: allí radica el verdadero hito de Posadas en este caso, debido a que el alza de la actividad es absorbida en ocupados, que es lo mismo que decir que hay más gente encontrando empleo. Posadas tiene la mayor tasa de actividad del NEA, y también la segunda más alta de todo el Norte Grande y en el ranking nacional, se posiciona como el aglomerado con la novena mayor tasa de actividad, por encima, por ejemplo, de Santa Fe, Tucumán y los partidos del Gran Buenos Aires, entre otras.

En lo que refiere a la tasa de Empleo, Posadas mantiene una posición similar: la mayor del NEA, pero ahora también tiene la mayor tasa de todo el Norte Grande y la tercera tasa más alta del país, estando muy por encima de la media nacional (41,6%).

Es una recuperación acelerada de la crisis de la prepandemia, cuando las consecuencias de la inflación récord y las fronteras abiertas, se podían ver a simple vista en el centro de Posadas o en las colas del puente con Encarnación. La pandemia trajo consigo el cierre de las fronteras y la comprobación de que la economía de Misiones, con los estímulos necesarios, puede ser mucho más potente y codearse con “las grandes”, donde están concentradas la logística y los recursos del país. Los datos de la recaudación revelan un envidiable perfomance que refleja la dinámica de la economía en el último año y que deja sin argumentos a los apologistas de los impuestos cero. Con la demanda adecuada, la economía crece y las inversiones llegan, como en la industria forestal. 

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos revelan con claridad el impacto de la pandemia en el mercado laboral y cómo, en Misiones, las políticas adoptadas para mantener a la economía en movimiento, resultaron en una reacción acelerada que contrasta con otras latitudes y que además, atrae por reflejo, a nuevas inversiones. 

Misiones se convirtió en los últimos meses en un imán para el desembarco de nuevas empresas y también para la potenciación de producciones ya existentes, como la de Dass o los 20 millones de dólares que desembolsará Arcor para una nueva línea de producción de Papel Misionero. 

La transformación puede ser imperceptible para el ojo acostumbrado, pero sorprende al ojo desacostumbrado. Hace un mes, Fernando Asencio, secretario de Asuntos nacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto le confesó a Economis que se llevaba una grata impresión de Posadas por el cuidado de la ciudad, la Costanera y “no ver un papelito en el suelo”. No es un recién venido. Visita seguido a Misiones. 

También en una entrevista con Economis, Ernesto Casareto, CEO de Bagu, la cadena hotelera que comenzó a operar en la capital y Puerto Iguazú en plena pandemia, definió a Posadas como “Miami”, por su crecimiento, cuidado y la belleza costera, escenario ideal para nuevas inversiones.

Ese escenario no es casual. Misiones desde hace tiempo viene reclamando con énfasis para mejorar las condiciones de las economías de frontera para poder enfrentar en igualdad de condiciones los embates de las baratijas paraguayas y el acoso de las lojas free de Brasil. 

La pandemia dejó en evidencia que el planteo era correcto, pero el buen momento económico no cambia el eje de Misiones. Hace unos días, empresarios y Gobierno reclamaron al unísono la reglamentación del artículo 10 de la ley Pymes.

La inequidad en el reparto de recursos es un drama que afecta no solo a Misiones, sino que expone la obscena disparidad entre centro y periferias. El sistema de transporte del interior del país tenía presupuestado para 2021 subsidios por 20 mil millones de pesos. Solo el Amba, Capital Federal y Buenos Aires, 174 mil millones. Al mes, las provincias recibían 1.500 millones. El Amba, 14 mil millones. Ahora, con toda su generosidad, el Gobierno nacional aumentó 30 por ciento las partidas, pero obliga a las provincias a un esfuerzo similar. En total, son unos 8000 millones extra este año que se distribuirán entre 22 provincias. 

Misiones recibía hasta ahora 79 millones mes. Con el aumento iría a 102 millones, más lo que ponga la Provincia. “Alcanza para cubrir la pauta salarial, pero seguimos corriendo detrás de los costos, combustible, y la inflación”, aseguró Guillermo Leumann, presidente de Empresarios Unidos del Transporte Automotor,

En esa lucha para atenuar desigualdades, el Gobierno consensuó con empresarios un exigente plan de obras de infraestructura y financiamiento que Misiones le pide a la Nación, valuado en 1.639 millones de dólares

Al margen del número que impacta, queda claro que Misiones no arría las banderas pese al buen andar económico. Y esa es la clave para sostener la autonomía que fue consolidándose en los últimos años y que fue reforzada en las elecciones legislativas en la primera semana de este mes.

El rumbo fue ratificado por la sociedad misionera, que avaló la conducción de la Provincia en la peor crisis sanitaria y que tiene a Misiones como una de las provincias con menor cantidad de contagios y un riesgo menor al resto del país.

Oscar Herrera Ahuad está entre los gobernadores mejor valorados de la Argentina y una vez que se puso en el tamiz a los intendentes, el de Posadas, Leonardo Stelatto también figura en el top del ranking nacional. Méritos que son evaluados diariamente por los vecinos y que obliga a los funcionarios a mantener un acelerado ritmo de gestión que impide el momento de solaz. En el gabinete hicieron notar que al otro día de las elecciones, el Gobernador estaba encabezando visitas de trabajo, ritmo que no bajó desde entonces. 

La premura de los últimos días estuvo dada en el operativo de vacunación contra el coronavirus, que llegó este sábado a las 450 mil dosis aplicadas, con lo que más de cien mil misioneros ya tienen las dos dosis. Buena parte de los trabajadores del turismo ya tienen al menos una vacuna, lo mismo que gastronómicos y empleados de comercios, con el objetivo de tener una temporada turística con la mayor seguridad posible. El turismo interno e interprovincial estará habilitado en Misiones, incluso con planes de estímulo para la actividad. No en todas las provincias sucede lo mismo. 

La situación sanitaria de Misiones, sumada al buen momento económico desarma estrategias opositoras, que siguen enfocadas en el escenario nacional. El kirchnerismo custodiando la gestión de Alberto Fernández que aún no encuentra solidez y Cambiemos tratando de apuntalar la alianza donde ahora la grieta es interna entre macristas, vidalistas, larretistas y radicales que quieren dejar de ser actores de reparto, aunque le regalen el protagonismo a Facundo Manes, un pensador que dice tener su “corazoncito” en el partido que cumple 130 años. 

Las elecciones legislativas serán así, un gran ordenador del escenario. Para el kirchnerismo, un plebiscito en el que deberá revalidar pergaminos y definir el futuro de la coalición peronista. 

En la oposición será la oportunidad de ordenar la fila pensando en 2023. Hay varios candidatos y algunos se animan a pronosticar que las elecciones servirán para terminar de desplazar del escenario a Mauricio Macri, quien parece haber desilusionado hasta a los medios que le eran leales. 

Ese río revuelto también se puede observar en Misiones. El kirchnerismo quedó golpeado con el pobre tercer lugar de las legislativas provinciales y ahora los liderazgos vuelven a estar bajo la lupa. En el partido Agrario hay ganas de vendetta tras haber sido relegados pero habrá que ver qué termina por negociar Héctor “Cacho” Bárbaro, quien, pese al disgusto de sus seguidores, sigue fiel a la sociedad con Cristina Britez.  

Cambiemos quiere hacerse fuerte como primera oposición. Pero será inevitable el choque en las Primarias. El PRO deberá definir entre Martín Goerling y Walter Kunz, el promotor del plan Maizar en Misiones. Pedro Puerta sería el otro contendiente y no su padre, aunque el ex embajador desliza en las tertulias sus ganas de volver a ser candidato. En el radicalismo, la conducción quiere imponer a Martín Arjol como el único candidato. El Comité Central ratificó anoche lo que aprobó la Convención de Campo Grande, que ungió al concejal posadeño como único aspirante. Lejos de amilanarse, el diputado Gustavo González ratificó que a internas. “Estoy más firme que nunca. Lo más democrático es que los votos definan a los candidatos”, ratificó el eldoradense. 

Hay sondeos que lo ubican por encima de Arjol e incluso ganador ante los otros candidatos posibles de la alianza. 

“Las candidaturas son algo demasiado importante para dejarlas en manos de la ciudadanía”. Del kirchnerismo a Cambiemos, al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. La resistencia de las estructuras políticas a aceptar la democratización que votaron en 2009.

Juan Carlos Argüello219 Posts

Periodista, director de Economis

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password