Don Mandioca, gastronomía distinta para disfrutar un producto bien regional

Compartí esta noticia !

La cocina paraguaya es una de las más ricas y tentadoras del mundo. Sus platos típicos siempre son una seductora invitación para el deleite de sabores y un camino seguro para vivir una experiencia gastronómica única. 

Alessandra Verum, hija, madre, abogada, escribana y emprendedora, es la fundadora de Don Mandioca, un negocio de comidas caseras a base de mandioca, donde las más famosas son las típicas empanadas paraguayas. Hace cuatro años decidió dejar el vecino país y apostar por una vida en Argentina. 

“Vine a Misiones, a transitar mi periodo de maternidad, porque mi mamá vive acá y yo  tenía licencia. En ese momento, en diciembre de 2020 se cerró la frontera, pero yo ya tenía decidido quedarme en Argentina por una cuestión de solvencia y de ver que hacer para sobrevivir junto con mi hijo”, cuenta la multifacética emprendedora. 

“El negocio comenzó porque mi mamá quería comer empanada  de mandioca y no conseguimos quién preparará, entonces decidimos hacer nosotros para consumo propio. Después le hice probar a unos amigos, a ellos les encantó, por lo que empecé levantando pedidos, pero solo freezadas, hasta que un día ellos me dicen que las venda ya cocinadas, y como era época de invierno, a finales de junio, estaba la fiesta de San Juan, típica de Paraguay, donde se consume mucho esta comida, por lo que decidí hacerlas acá y las ventas fueron muy buenas”, contó Alessandra en una entrevista con Economis. 

Las ventas iban bien, el número de clientes era satisfactorio, sin embargo, eso aumentó aún más cuando la invitaron a un programa de radio. Ya no solo sus amigos y allegados eran conscientes de los productos que elaboraba y comercializaba, sino todo Posadas. “La gente empezó a saber de la existencia de mi emprendimiento, y los pedidos fueron creciendo considerablemente”, celebró. 

Pero eso no fue todo. “Después de unos días, Diego, el dueño de Oveja, la cervecería artesanal, acá de Posadas, se comunicó conmigo para trabajar con mis productos. Porque en la carta del lugar solo hay para beber y no para comer, preparamos un menú y arrancamos. Ese fue el boom de mi emprendimiento. Si bien hoy no trabajo más con él, por una cuestión de no tener delivery porque no damos abasto, las ventas siguen con una gran demanda, lo que hacen los clientes es pedir y yo les envío por una aplicación de transporte, ellos se hacen cargo del gasto del envío o bien vienen a retirar del Registro de las Personas en la chacra 32-33 que es el punto de encuentro”, explicó la emprendedora. 

Te puede Interesar  Mujeres emprendedoras: montaron un taller en su casa con $1.500 y hoy rompen récord de ventas en Argentina y México

El menú, que se ofrece en Don Mandioca es amplio: empanadas de carne, empanadas de jamón y queso, empanadas de queso mozzarella, croquetas de carne, croquetas de jamón y queso, y las bombitas de mandioca que son sin relleno. “Hay gente que quiere probar solamente lo que es mandioca y las bombitas son más para picar, son como las papitas. Tengo clientes vegetarianos por eso saqué la opción de mozzarella. Todos mis productos son libres de gluten, nosotros a la receta tradicional le sacamos la harina de trigo. Tengo muchos clientes celíacos o que tienen intolerancia a ciertos embutidos, por eso también compramos un jamón especial”. 

Con mucha alegría y una sonrisa carismática, Alessandra compartió estar muy orgullosa de sus logros,  y de ver los frutos de su esfuerzo. “Con la venta de empanadas, me pagué mis carreras universitarias, puedo pagarle las terapias  a mi hijo, darnos una vida tranquila, la verdad no me puedo quejar, estoy muy feliz y agradecida”. 

Su historia representa a una mujer trabajadora, alegre, entusiasta, y perseverante. Su día comienza a las cinco de la mañana y termina a las doce de la noche. Las horas se dividen en viajar a Encarnación donde hace sus prácticas profesionalizantes con una colega, en llevar a su hijo a terapia, y de jueves a sábado dedicarse a su emprendimiento. 

“Yo soy súper feliz, soy mi propia empleada, y mi propia jefe, porque yo me encargo de recibir los mensajes, de responder, de hacer la elaboración, de freír, de fijarme que se acreditó el pago, de entregar los pedidos, yo hago todo y me encanta”

En la elaboración de los productos, trabaja con una proveedora que también la ayuda en la preparación, que se hace en un lugar especial para tener los cuidados necesarios y no contaminar con otros productos. “En casa solo tengo el stock de pedidos freezados, porque acá tengo el freezer. A nosotros nos proveen la mandioca desde el Mercado Concentrador,  toda la producción es regional”. 

Te puede Interesar  Hace "cápsulas de mate" y ya exporta el 60% de su producción

Debido a sus viajes a Encarnación, la producción estuvo parada durante tres semanas, y hace pocos días retomó las ventas. Si bien, las ventas le permiten cubrir sus gastos, reconoció que también se vio afectada por el contexto económico difícil que atraviesa el país. “Cuando arrancamos, vendíamos más de 50 docenas por noche, en cuarenta minutos cerraba los pedidos,  y de ahí freia hasta las doce de la noche, después mermó, y se mantuvo, pero desde el año pasado sí me doy cuenta que bajaron muchísimo las ventas. No me puedo quejar, pero el tema de los costos se fue por las nubes, yo trato de subir lo mínimo indispensable, pero es muy difícil”.

El optimismo es otra virtud que la caracteriza: “No puedo decir que tuve impedimentos o que tuve complicaciones, si se dio situaciones con ciertos clientes, pero yo creo que eso se da en todos los ámbitos. para mí es una experiencia súper gratificante”. 

“Mi visión a futuro, o lo que le digo a mis clientes es que anhelo tener un local, uno pequeño que quede al paso y sea solo para retirar los productos, pero por la situación económica es imposible. Necesito una inversión de un millón de pesos, un dineral que lo puedo utilizar para pagar uno de mis títulos. Yo me recibí el año pasado pero aun no pude ahorrar para retirar porque tuve que dedicarme a los gastos de las terapias de mi hijo. A esa inversión sumarle las mil barreras que le ponen al emprendedor, es bastante difícil, pero no imposible”, expresó Verum. 

Los pedidos se pueden hacer por Whatsapp al 3764-237106.

Instagram: @don_mandioca

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin