“Misiones tiene que recibir 30 por ciento más de recursos de coparticipación”

Confianza en las propias fortalezas. Seguir con atención algunas variables. Preocupación por las asimetrías que se siguen agravando. Con esas tres miradas convive el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán. En su escritorio hay hojas con datos de lo más variado. Y lo curioso es que hay datos positivos y otros que marcan retrocesos. “Las asimetrías no se están resolviendo”, señala el ministro y advierte que si no se corrige el tipo de cambio, algunas actividades económicas de Misiones seguirán sufriendo por no poder exportar.

Sin embargo, en una entrevista concedida a Economis, Safrán confió en que las herramientas de las que dispone la Provincia, servirán para apuntalar la economía en los próximos años. Una de ellas es la Caja de Fomento que se presentará formalmente este lunes, pero que ya tiene más de 50 proyectos en estudio, con pedidos de créditos que van desde los 200 mil al millón de pesos.

 

¿Cómo encara el 2017?

Las perspectivas están vinculadas a las políticas económicas del Gobierno nacional. Pero en Misiones, con autonomía y la mirada de la Renovación, con políticas propias para apoyar y fomentar determinados sectores de la actividad económica. Entendemos que tendremos una tasa de inflación menor al año pasado, tal vez haya un pequeño rebote en la economía, lo que es natural después de una caída en la actividad económica. Hay indicadores como venta de automóviles, cemento, que pueden mostrar una leve tendencia de crecimiento, del 2, o 3 por ciento.

En el plano provincial, sin duda alguna, tenemos políticas propias de la Renovación que buscan la defensa y generación de puestos de trabajo. El banco de crédito de Misiones tiene el objetivo de apalancar el desarrollo de emprendedores y pequeñas empresas misioneras. Ya hay buenos proyectos. Son créditos no políticos, sino que buscamos que sean viables, con garantía para devolver el crédito. Creemos que esa será una herramienta para potenciar la economía en los próximos años.

¿Cómo será la mecánica del banco de fomento?

Tiene un capital de 500 millones de pesos. De eso, 450 millones aporta la Provincia y otros 50 millones llegarán de la Nación por gestiones del gobernador Hugo Passalacqua. Las condiciones de crédito son exigentes. Los préstamos van de 50 mil a un millón de pesos, con tasas del 10 al 15 por ciento anual y están orientados a empresas que no califican en créditos tradicionales, es decir, no buscamos competir con los bancos, sino complementar. En la banca privada una empresa puede acceder a una tasa del 17 por ciento si puede calificar. Nosotros apuntamos a aquellas empresas que les cuesta calificar. Un productor, un taller metalúrgico, un panadero, una heladería. Son actividades que necesitan créditos de 200 o 300 mil pesos, pueden tomar gente, producir más y sustituir importaciones, lo que redunda en un mayor circulante de dinero que se queda en Misiones.

Ha sido un año duro para la economía de todo el país y por añadidura, Misiones ¿Cuál es el balance?

La recaudación terminó por debajo de la inflación. Esto es una realidad para la provincia y los municipios. Aumentó 25 por ciento interanual, bastante por debajo de la inflación. Esperamos que este año no se repita y que los recursos aumenten igual o más que la inflación.

 

¿La Provincia ya comenzó a recibir los tres puntos extra de coparticipación que le eran descontados para financiar la Anses?

A partir de enero, recibimos tres puntos más de Anses. O sea que recibimos seis puntos adicionales de coparticipación en relación con el año pasado.

 

Hay un bosquejo de reforma de la ley de coparticipación federal ¿Cuál será la postura de Misiones?

En los próximos días se presentará la metodología de trabajo. Se va a convocar a universidades, centros de estudio para que hagan sus aportes. El consenso es que ninguna provincia reciba menos y corregir algunas injusticias. La Nación por afinidad política quiere recomponer a Buenos Aires. Pero están en igual situación La Rioja, Mendoza, Misiones. Tenemos un estudio hecho. De 1980, pasamos de ser la novena provincia en recibir ingresos a ser la provincia 18 o 19, con mayor cantidad de habitantes del norte, con indicadores de NBI altos, pobreza. Para que haya un crecimiento armónico tenemos que recibir más recursos.

 

¿Cuánto más?

No debería ser menor a 30 por ciento más lo que recibe Misiones. Para que recupere lo que perdió entre 1988 y 1997 –cuando los gobiernos radical primero y justicialista después, cedieron puntos de coparticipación-, debería recibir un 30 por ciento más.

 

¿Se puede llegar al consenso?

Entiendo que sí. Si ninguna provincia pierde. La Nación deberá hacer la cesión.  Pero lo que te dan por un lado, te quitan por el otro. Recibimos seis puntos más de coparticipación, pero te quieren sacar el adicional docente.

Pero lo que te den por coparticipación, es bueno porque es recurso fijo de la Provincia. No depende de la arbitrariedad de un funcionario o del momento político.

 

Misiones se distinguió en los últimos meses por ser una de las pocas que no ha tomado deuda ¿Seguirá así?

Se seguirá trabajando igual. Pero el gobernador Hugo Passalcqua considera que si hay alguna obra importante, se puede hacer, con condiciones de financiación y tasas favorables. Si genera desarrollo económico y para obras de infraestructura. Pero no hacer como con la emisión de los bonos Seniors y Juniors –NdelaR: en el último tramo del gobierno de Ramón Puerta-, que fueron emitidos en dólares a una tasa del 17% anual. Carísima porque era de corto plazo y en moneda extranjera y para pagar sueldos, gastos corrientes. Esos errores no vamos a cometer.

La calificadora de riesgo financiero Moody’s le puso una buena nota a Misiones ¿Qué significa eso?

La calificación se hizo cuando tuvimos que refinanciar los bonos Seniors y Juniors con el Fondo de Garantía de la Anses. Debía hacerse con Fitch,  Standard & Poor’s o Moody’s . Lla calificación B3, que es la categoría soberana, es mejor que otras provincias del NEA. Nos ponen en una situación de fortaleza. Si queremos salir a tomar deuda, tenemos buena calificación. Lo bueno es que los bonos Cemis, que están prorrogados por ley de Presupuesto, no impiden salir al mercado ni condicionan la posibilidad de salir a tomar deuda.

 

Dentro de los problemas de la economía están las asimetrías ¿Han mejorado algo?

No. Creo que se están agravando. Si bien hay buenos indicadores y el comercio lo está sobrellevando. Pusimos herramientas como el “Ahora Misiones”, que entre septiembre y octubre, en cinco días, vendía por 15 millones. En diciembre, en diez días, facturó 44 millones de pesos. Eso es un buen dato. Pero hay indicadores que nos preocupan. La forestoindustria está complicada por la imposibilidad de exportar. Igual el comercio fronterizo, especialmente con Paraguay. Si desde Nación no recomponen el tipo de cambio no habrá soluciones. El tema impositivo está en segundo plano. Si hay una diferencia de 50 por ciento en los precios, si sacás IVA, Ingresos Brutos, bajas 25 por ciento el precio y sigue 25 por ciento por arriba. Si no se corrige el tipo de cambio, no se solucionan las asimetrías. Estamos insistiendo con el ministerio de Producción para ver qué medidas se puede aplicar, como el ITC diferenciado para los combustibles. Pero nos preocupa la indefinición.

 

Mencionó el ITC ¿Cuál es el primer balance?

El ITC ayudó en algo a mejorar. Pero la suba del precio volvió a complicar la situación. Sirvió para mitigar. Lo que sí quedó claro es que, como decíamos, no hubo asimetrías internas. No hubo misioneros de otras localidades que vinieron a Posadas a cargar combustible. Sí en Candelaria y Garupá  cayeron 40 por ciento las ventas en enero respecto al mes pasado. Estamos haciendo gestiones con Interior para llevar el beneficio hasta Candelaria.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password