Reflexiones sobre los desafíos de los estudiantes universitarios en la actualidad

Compartí esta noticia !

El papel de la universidad en la sociedad actual va más allá de lo académico. Este abarca también la formación del pensamiento crítico y el desarrollo del liderazgo social. Sin embargo, no es posible pasar por alto cómo la educación superior ha cambiado últimamente. Debido a la pandemia, los estudiantes se han adaptado con rapidez a muchos cambios. Han comenzado interactuar con sus compañeros y con los profesores en nuevos entornos. Esto les ha traído una carga adicional a los desafíos que ya encaran.

Equilibrio entre lo académico y lo personal   

El principal reto que enfrentan los universitarios tiene relación con lo académico. No es extraño que se sientan inseguros debido a que las exigencias de la universidad. Estas son muy diferentes a lo que han experimentado antes. Es probable que se sientan ansiosos o inseguros al presentar sus asignaciones.

Por ejemplo, una estudiante en Brasil contó que: “Durante a pandemia, foi muito difícil. Ainda para a apresentação da prova do ENEM havia muita incerteza. Agora, na faculdade é comum sentir-se cansado e sobrecarregado. Há muita pressão por parte de alguns professores. Portanto, é muito útil ter um sítio Web que me ajude a saber como se escreve. Além, me ajuda com meus trabalhos acadêmicos e que também tenha um aplicativo. Tem sido ótimo para equilibrar os estudos com outras áreas da vida.”

Por otro lado, otros estudiantes afirman el volumen de trabajo les trae estrés. Esa carga de asignaciones y los plazos apretados son una fuente de presión. Además, sus propias expectativas se han sumado a las cargas que llevan.

Todas estas presiones afectan la salud física y emocional. De hecho, una investigación hecha en México, reveló que 86.3% de los participantes mostraban estrés moderado. Además, mostró que presentaban:

  • Respuestas físicas: dolores de cabeza o migraña.
  • Afecciones  psicológicas: inquietud, ansiedad, angustia o desesperación.
  • Otros síntomas: desgano para llevar a cabo las labores escolares.

Las conclusiones de este estudio mostraron que el estrés afecta el rendimiento académico. Es decir, a mayor grado de estrés más dificultades para manejar las asignaciones.

En este sentido, la mejor forma de manejar la tensión relacionada con los estudios es la organización. Por ejemplo, llevar un calendario con las asignaciones y sus fechas de entrega es una buena idea. Así es posible priorizar las que sean más urgentes y las que requieren de más tiempo. Por otro lado, siempre debe existir un espacio para comer y relajarse.

La técnica Pomodoro, creada por Francesco Cirilo en 1980, es una buena forma para añadir tiempos de descanso. Según esta técnica, por cada 25 minutos de trabajo en alguna tarea, es necesaria una pausa de 5 minutos. Al completar 4 intervalos, es posible tomar un descanso más largo de entre 15 a 30 minutos.

Te puede Interesar  Empresa informática formará a estudiantes de Ingeniería

Para que la técnica sea una ayuda real, es necesario evitar las distracciones. De esta forma, es posible concentrarse en una tarea a la vez, aumentando la productividad. Ahora bien, es necesario utilizar los períodos de descanso de forma inteligente. Algunas opciones son: hacer ejercicios de estiramiento, hidratarse o comer un bocadillo. También, es recomendable realizar alguna actividad que no tenga nada que ver con los estudios.

Adaptación a los nuevos métodos de enseñanza

El segundo desafío que veremos aquí es la adaptación a los cambios. Sin duda, la pandemia puso a prueba esta capacidad, porque la educación en línea no es algo nuevo. Viene empleándose desde hace varios años poco a poco. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 trajo una transición acelerada hacia lo virtual. Algunas instituciones no estaban listas para dar ese paso y tuvieron que improvisar. Por el contrario, otras se vieron en la necesidad de paralizar sus actividades por un tiempo.

Mientras tanto, los estudiantes tuvieron que hacer malabares. Necesitaron adaptarse a este nuevo entorno de aprendizaje a las prisas. Todo esto, al mismo tiempo que lidiaban con la incertidumbre de la pandemia y el aislamiento. Por esta razón, no resulta extraño que haya habido grandes niveles de ansiedad durante esa época.

Para enfrentar estos cambios, los universitarios han tenido que atender algunas cuestiones como: 

  • La necesidad de dominar herramientas tecnológicas básicas.
  • El desconocimiento de los entornos virtuales.
  • La capacidad para autogestionar el tiempo.
  • El acceso a los dispositivos necesarios.

Ahora bien, debemos reconocer que los avances hacia la educación en línea tienen su lado bueno. En esta modalidad, puedes organizar los propios horarios, y estudiar desde cualquier lugar.

Sin embargo, considera que para ajustarse a estos cambios hay que ser organizado. Será necesaria mucha disciplina, porque no existe un horario estructurado. Así, la procrastinación se puede convertir en un problema. También, será necesario un espacio tranquilo y libre de distracciones. Además, es imperativo contar con algunos equipos tecnológicos y una buena conexión a internet.

Presión financiera

Es imposible tapar el sol con un dedo: estudiar en la universidad es caro. Por eso, no es extraño que los costos de la educación universitaria sean un desafío para muchos en Latinoamérica.

Esto es así, ya que los costos de la educación universitaria no se limitan a las matrículas o aranceles de estudio. También incluyen la alimentación, transporte, materiales, libros, entre otros. Además, se suman los gastos de alojamiento y servicios, en caso de que el alumno no viva con su familia.

Te puede Interesar  Trabajadores de Casa de Gobierno se capacitan en Lengua de Señas

Todo esto hace que sea muy común que los universitarios tengan que trabajar y estudiar al mismo tiempo. De otra forma, no podrían enfrentar toda la carga económica que representa su educación universitaria. Entonces, tienen menos tiempo para realizar sus asignaciones y más agotamiento físico.

Además, es posible que tengan que realizar algunos sacrificios, y evitan gastar en su recreación. Esto puede generar mayores presiones mentales y emocionales.

Para bajar ese estrés financiero, tendrás que administrar bien tus recursos. La vida universitaria es un buen momento para iniciar la educación financiera. Puedes comenzar por hacer un presupuesto sincero. Además, evita los gastos impulsivos e innecesarios que podrían dejarte sin dinero a fin de mes.

La vida universitaria es emocionante, pero no todo es como en las películas. Con seguridad enfrentarás muchos desafíos a lo largo del proceso. Incluso puede haber momentos en los que parece que te sientas sobrepasado.

Sin embargo, como hemos visto, con las estrategias apropiadas es posible tener éxito. Necesitarás de disciplina, persistencia y capacidad para adaptarte. Desarrollando estas características es posible enfrentar los retos que puedan aparecer.

Aun después de que la pandemia terminó, la universidad continúa en constante transformación. Los estudiantes tendrán que seguir adaptándose y sobreponiéndose a los desafíos que enfrentan.

Recursos:

  • Cirillo F, Fernández MA. La Técnica Pomodoro: El Famoso método para gestionar el tiempo que ha Cambiado la vida a 2 millones de personas. Barcelona, España: Paidós; 2020. 
  • Durango Gil, I Técnica para el aprendizaje Pomodoro.  [Internet]. Envigado (Antioquia, Colombia): Universidad EIA; 2020 [citado: 2024, abril] https://repository.eia.edu.co/items/b839a737-32aa-4433-b903-64f0e214a73a
  • Joachin-del Carpio, M. M., Pizarro Osorio, B. L. ., & Méndez-Vergaray, J. . (2022). Adaptación de estudiantes universitarios a la virtualidad educativa en tiempos de pandemia. Revisión teórica. Revista Científica Arbitrada Multidisciplinaria PENTACIENCIAS, 4(2), 246–262. https://editorialalema.org/index.php/pentaciencias/article/view/101
  • Silva-Ramos MF, López-Cocotle JJ, Meza-Zamora MEC. Estrés Académico en estudiantes universitarios [Internet]. 2019 [cited 2024 Apr 19]. https://www.redalyc.org/journal/674/67462875008/html/
  • Vidal Ledo María J., Barciela González Longoria María de la Caridad, Armenteros Vera Ileana. Impacto de la COVID-19 en la Educación Superior. Educ Med Super  [Internet]. 2021  Mar;  35( 1 ): e2851. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412021000100023&lng=es. Epub  01-Abr-2021.
  • Zapata-Aguilar, A., Cabrera-Ignacio, E., Hernández-Arce, J., & Martínez-Morales, J. (2016). Educación financiera entre jóvenes universitarios: Una visión general. Educación, 3(9), 1-8. https://www.ecorfan.org/bolivia/researchjournals/Administracion_y_Finanzas/vol2num6/Revista_de%20_Administraci%C3%B3n_y_Finanzas_V2_N6_1.pdf

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin