“Águilas de Misiones”; un proyecto para conocer y conservar las especies de la selva paranaense

Compartí esta noticia !

La provincia de misiones es un área que cautiva a biólogos, naturalistas y científicos debido al buen estado de conservación de la selva paranaense. Esta genera una gran fuente de información científica sobre la misma.

Emmanuel Grassi es oriundo de Buenos Aires, graduado en la licenciatura de biología en la Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales de la UBA, posteriormente realizó el Doctorado en ciencias biológicas con biodiversidad de hongos de Misiones y sus aplicaciones biotecnológicas, además es un amante de la fotografía de naturaleza.

El proceso de especialización lo llevó a tener cierto amor por la tierra colorada, y quedarse en ella, conoció el proyecto de ley de biodiversidad, del Instituto Misionero de Biodiversidad, en el cual empezó a trabajar y, posteriormente se quedó con el cargo de director general ejecutivo.

En el año 2017 vino a misiones y un tiempo después se sumó su esposa quien también es bióloga formando parte del instituto. Para Grassi la motivación del proyecto pasa por poder trabajar en el instituto que tiene como objetivo principal la transferencia científica y proyectos que impacten en el territorio que sean de interés para el misionero.

Dentro de esos objetivos está el proyecto de Águilas de Misiones que surgió entendiendo que hay una necesidad de estudiar un grupo de especies en las cuales el común de los investigadores o la mayoría de proyectos vigentes no estaban estudiando, particularmente, al águila harpía.

“Este desafío nace entendiendo que tenemos que poder dar respuesta de cuál es la situación poblacional, si es que existe o está extinta el Águila harpía en la provincia. Empezamos a trabajar y se amplía un poco más a las cinco águilas porque naturalmente como resultado de la búsqueda del Águila Harpía, también vamos a estar monitoreando y trabajando con otras águilas”, argumentó Grassi.

Emanuel precisó que el fin del proyecto es entender sobre la ecología de las especies de las Águilas, cual es la supervivencia actual de las especies en Misiones. “Hay muchas personas que tienen miedo que les roben los animales de corral, gallinas y demás, lo cual puede ser cierto pero hay que trabajar el concepto de que debemos aprender a convivir y mejorar las formas de control, sin necesidad de matar o dañar al animal que puede estar como instinto natural intentando depredar algo que se metió en su territorio”.

Emanuel dijo además que ligado a otros objetivos este proyecto tiene varios ejes de trabajo, como el de monitoreo, generar espacio para la reproducción extinto con el desarrollo de recintos para la cría de Águilas, en especial el águila harpía es el mayor desafío.

Sostuvo que se encuentran en relación con otras instituciones de Brasil, trabajando con Itaipú y la fundación SPVS. También participando en capacitaciones de la USN de la organización internacional para la conservación de la naturaleza, para entender cuales son los mecanismos para una posible reintroducción si fuese necesario porque los resultados del monitoreo dicen que está muy diezmada y que el contexto ecológico aún no es posible.

“Acertados en los contactos con las colaboraciones en las propuestas y el momento justo. Tenemos que darle más relevancia al conocimiento que tiene la sociedad, trabajar con la sociedad que es algo que lo estamos haciendo, cercana a los puntos donde podrían estar, zonas como Pozo Azul, Andresito, El Soberbio, San pedro, cercanías a los parques naturales protegidos, y seguir motivando”, dijo Grassi.

Explicó que este proyecto tuvo una inversión inicial importante que fue aportada por la provincia para comprar algunos equipamientos. Y que el trabajo en el territorio se realiza con el especialista Julián Baigorria, que se hace regularmente con un presupuesto.

“El tiempo va acompañando un poco, los tiempos de otros proyectos y particularmente también se adapta a los tiempos donde estos animales se hacen más visibles como en esta época que empiezan a tener comportamientos reproductivos, entonces se los puede ver más fácil. Después tenemos la época más cercana a los momentos en donde puede haber crías. Por lo tanto es importante la colocación de nidos para asegurar que esas medidas están siendo se están desarrollando positivamente”, planteó el biólogo.

El proyecto que se creó a fines del año 2021, tuvo su mayor desarrollo durante el año 2022 donde pudo generar vínculos, también un trabajo en el territorio, generando manuales y guías que se pueden descargar desde la página web.

Te puede Interesar  Se mantienen activos 309 incendios forestales en Chile y la situación "sigue siendo muy compleja"

“Durante el año pasado con las guías de Águilas compartimos experiencias en Brasil, con capacitaciones de la OSN donde pudimos hacer nexos con Itaipú con las fundaciones que son las dos instituciones que en la Mata Atlántica Brasileña están en proceso de reintroducción, bastante avanzado con ellos, después pudimos compartir una experiencia de trabajo colaborativo acá en Iguazú que fue el taller de Águilas en particular en el taller de Águila Harpía y seguimos trabajando en cualquier acción de restauración o de regeneración necesita de que todos estemos involucrados a identificar cuáles son las problemáticas y ver si están solucionadas”, preciso Emanuel.

Expuso que no tiene mucha lógica insertar un ave que necesita árboles de gran porte si es que no los tiene, ya que en la provincia hay árboles que todavía sustentan nidos como el del águila, que pesa más de doscientos kilos en su mayor tamaño.

“Seguimos trabajando en proyectos que tienen continuidad en el instituto que van a estar para largo plazo siempre porque se tratan del monitoreo y el monitoreo no tiene un fin o una fecha de caducidad, excepto de que la población esté estable y se pueda determinar varios años seguidos, muy posiblemente estos proyectos sigan acompañando al instituto durante mucho tiempo”, explicó el especialista.

El proyecto Águila de Misiones tiene como objetivo concientizar a la población sobre la importancia de estas especies para el medio ambiente y el hombre. A partir de esto se pretende recabar información sobre posibles nidos activos de anguilas en la provincia.

Desde el proyecto se pretende generar información actualizada sobre la situación y distribución de las águilas misioneras, identificando amenazas más importantes para su subsistencia en el largo plazo, diseñando e implementando medidas de protección de los bosques tendientes a minimizar o erradicar estas amenazas.

“Si logramos conservarlas, estaremos conservando la selva y todos los servicios ecosistémicos que nos presta, como aire puro, agua fresca y control de las temperaturas extremas, sequías e inundaciones”, finalizó Emanuel.

Julian Baigorria licenciado en ciencias biológicas, y especialista en Águilas también se encuentra trabajando dentro de este proyecto junto a Emanuel y un gran equipo, explicó que lo último que estan haciendo es genética de los animales que hay, en el caso del Águila en Misiones que está en cautiverio y están haciendo genética del individuo para compararlo con otros que están de cautiverio en Iguazú y eventualmente pensar en un programa de cría en cautiverio.

“Gestionamos fondos para construir dos cámaras de cría, de grandes águilas que se hicieron en Guira Oga en Puerto Iguazú, dónde está preparado para eventualmente recibir ahí las Arpías, trabajando en coordinación con la gente de Itaipú que sostienen el centro de cría de Águila Harpía más grande. Uno de los más grandes y más exitosos del mundo. Lo que se plantea eventualmente, es que nos cedan un par de parejas productivas para empezar un stand de cría de Águila Harpía en Argentina y pensar en liberaciones por si se extingue restaurar la población que había, sería reintroducir el águila de Misiones”, precisó Julian.

Remarcó que hacer un refuerzo poblacional es muy necesario porque en estos dos últimos años la especie de Águila Harpía está muy seriamente amenazada, en cincuenta años de la especie no hay datos desde hace veinte años de nido,al igual que el Águila Morena no hay datos, entonces la situación es complicada. Las otras águilas no tanto pero por lo que ven sólo están donde hay bosques.

“Estamos aprovechando la cámara de cría y pusimos ahí una pareja de águila coronada que estaba en Guira Oga donde no tenían un recinto de cría, a veces tenían aptitud reproductiva pero no tenían la infraestructura para poder reproducirse en cautiverio. Ahora estamos aprovechando hasta que lleguen las otras águilas harpías”,

Además dijo que se encuentran esperando que en el Iberia puedan arrancar una especie de proyecto de consolación de esta águila que también está muy amenazada, el águila coronada es una de las aves más amenazadas del país que llega al sur de la provincia de Misiones. “Nosotros somos los primeros que tenemos una pareja en una cámara de cría para águilas, Entonces de nacer un pichón sería el primer pichón nacido cautiverio de la especie sería un logro enorme para el proyecto y para la provincia de Misiones”.

Te puede Interesar  Casi 20 mil personas comenzaron el año disfrutando de las playas posadeñas

Con respecto a los logros dijo que vienen teniendo en el proyecto reuniones internacionales sobre reinserción de Águila Harpía, “estas reuniones son talleres o seminarios que se hacen para juntar a los expertos a nivel mundial sobre la especie y mediado por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza se decide si se puede y como se debería hacer. Nosotros estuvimos invitados porque somos un proyecto hermano del proyecto que están haciendo en el estado de Paraná y probablemente como las especies, probablemente las águilas si se liberan puedan cruzar a Argentina, nosotros somos como parte del proyecto, que cooperaremos con el proyecto brasilero.

Conjuntamente contó que realizaron una primera reunión para la Consolación de las Águilas de Misiones, donde mostraron los adelantos del proyecto. Reunieron a los expertos de Argentina para debatir un poco la problemática de las especies y cuáles serían las estrategias para conservarlas presentando información novedosa.

“Nosotros estamos trabajando con los datos y las campañas a campo, estamos expandiendo un poco la distribución de las águilas conocidas en la provincia de Misiones, empezando qué tipo de ambiente necesitan con conexión, sin conexión, cuanto nivel de forestación toleran, también actualizando un poco la situación poblacional de las especies por eso estamos viendo como que pareciera que hay dos especies que están bastante mal”, manifestó.

Insistió que hay que abordar urgente el tema desde la educación, ser más abarcativa en todas las escuelas e ir pensando en algo más a nivel provincial que llegue a todos para que la gente empiece a conectarse un poco más con el monte y también desde el proyecto hacer más difusión activa y cambiar un poquito esa percepción de los poco que la conocen, al menos la percepción que puede ser negativa porque es un predador, por lo que la gente tiene esa negatividad con los predadores.

“Estamos tratando de cambiar la percepción, y ser los primeros en tratar de reproducir seriamente al águila coronada, haber conseguido los fondos para poder construir estos recintos y a futuro estamos con una segunda reunión ya más seria sobre sobre Águilas de Misiones en particular sobre el águila Harpía que se va a hacer ahora en noviembre, seguimos campañas y gestiones para traer a los individuos, y capacitar a la gente”, comentó Baigorria.

Águilas vistas en la selva;

Las Águilas que habitan en la Selva Paranaense son; El Águila Crestuda Negra (Spizaetus tyrannus), el Águila Cretuda Real (Spizaetus ornatus), el Águila Viuda (Spizaetus melanoleucus), el Aguila Harpia (Harpia harpyja) y el Aguila Monera (Morphnus guianensis) estas son consideradas depredador tope, es decir que están al tope de la cadena alimenticia. Tienen gran efecto en el ecosistema, ya que no solo captura especies que se alimentan de plantas sino también depredadores más pequeños.

Las Águilas también controlan plagas como roedores y palomas, beneficiando a los productores que ven menos afectados sus cultivos. Además se alimentan de pequeños o medianos mamíferos predadores que si no son controlados por predadores tope pueden llegar a números poblacionales extraordinarios afectando negativamente a otras especies beneficiosas para el hombre como aves dispersoras de semillas o murciélagos que controlan las poblaciones de insectos perjudiciales. Por lo que la presencia de águilas en la selva es un indicador del estado de la conservación de la misma.

Aguila Harpia;

Es el aguila mas grande y poderosa de la selva paranaense, con un largo aproximado de 70cm en el macho y 90-110cm en la hembra, de coloración gris oscura a negra en el dorso, alas, pecho y penacho, mientras que la cara, mentón y penacho de color grisáceo. Es considerada una de las superpredadores junto al yaguareté, dominando ampliamente el dosel arbóreo superior, donde se dedica a capturar a sus presas.

Se alimenta de pequeños y medianos mamíferos, entre los que se encuentran diferentes especies. Habita en las selvas tropicales y subtropicales, sin embargo solo hay registro para Argentina en Misiones en el Parque Nacional del Iguazú, Reserva de Biosfera Yabotí, Parque Provincial Urugua-í y Reserva Privada Urugua-ì.

Es una especie codiciada por los zoólogos, por su singularidad y rareza, además la situación en argentina de esta especie es de peligro crítico en la categorización de las aves en el país según su estado de conservación.

Informe de Paola Czerevin

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin