COLUMNISTAS

Ganadores y perdedores del modelo

Compartí este articulo en:

Datos Indec. ¿Cómo leer esto? Ejemplo: fijate que si bien la generación y distribución de energía eléctrica baja 0,30% en un año (en términos reales, a precios constantes), su ingreso en términos corrientes sube 81%.

1. Variaciones reales (cantidades), variación productiva 

 
 

2. Variaciones de ingresos corrientes o nominales, en pesos corrientes.

3. Resumen de cuadro de variaciones corrientes

 

  
Esto responde a una clara apropiación de ganancias. La inflación fue 25% anual en marzo. Si se mira el dato desde el primer trimestre de 2015, el aumento de ingresos más que se cuatriplicó (310%), mientras que en cantidades sólo subió 1,89%.

Lo que está de fondo aquí es un fuerte cambio en los precios relativos, que se pueden ver en las variaciones del índide de precios implícitos (que no traigo aquí). Ese cambio favorece sectores y perjudica otros.

Por ejemplo la rama más perjudicada desde 2015 es fabricación de productos textiles, que casi se redujo un cuarto en estos dos años. Pero además de producir menos, sus ingresos subieron 54% contra una inflación (IPC CABA) de 128% en el período.

La industria manufacturera en su conjunto mejora sus ingresos reales en 2017 en una mínima porción, mientras sube un 3,47%. Esto tiene que ver un índice de percios implícitos que fue por abajo de la inflación.

En definitiva, esto tiene que ver con transferencias de ingresos de la economía. En este caso desde sectores populares, industriales hacia sectores energéticos, financieros y cultivos agrícolas. Todo lo cual, a su vez impacta en la producción. Hay un problema más que es dable mencionar, los ganadores del mercado interno, por ejemplo las energéticas, necesitan que los ciudadanos que pagan tarifas, no se atrasen tanto en sus sueldos respecto de la inflación, porque sino dejarán de pagar las tarifas. Esto es un problema extra que genera rivalaidad entre sectores, y así se le pide a las ramas con mayor cantidad de empleados que no sean tan regresivas en la distribución del ingreso entre empresarios y trabajadores, para que no caigan en bancarrota y a su vez generen un problema en la transferencia de recursos entre sectores.
 
 
 
 
 
 

¿Alguien dijo trabajadores? Ah, perdón, no, escuché mal. Sigan con lo suyo. 

 
Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*