La Noche

Compartí esta noticia !

El pueblo ha elegido y eso no se discute, ahora, ¿qué eligió el soberano? ¿Por qué llegamos a este punto? Las respuestas, son interminables, desde las más serias y analíticas hasta las más disparatadas que se puedan imaginar. La certeza que se tiene es que las gestiones de los últimos 35 años han faltado el respeto una y otra vez al pueblo y esto algún día se iba a pagar muy caro. La clase política “tradicional” provocó el hastío de la gente, cansada de la infame corrupción, de los extremadamente soberbios dirigentes y de la constante mentira de aquellos que deben “cuidarnos”; todo esto nos llevó a este presente sin consuelo.

Durante los años 90, el menemismo consolidó el modelo neo liberal que nos “encajó” Martínez de Hoz durante la feroz última dictadura, instalando una gigantesca matriz corrupta y abyecta en donde el tráfico de armas llevó a “hacer desaparecer” una ciudad entera, en donde el desguace infinito del Estado condujo al país a tener un 20% de desocupación y a un 60% de Pobreza. Un modelo que terminó con un gobierno (ya con De la Rúa a la cabeza) que se Afanó los ahorros de la gente y con decenas de muertos en aquel tristísimo Diciembre del 2001. Luego llegó el turno del peronismo siglo XXI, llegó “Kirchnerismo”.

El contexto Mundial, trajo vientos positivos a la economía argentina y provocó una estabilidad pasajera, de la mano de Roberto Lavagna como principal actor de la gestión económica; pero fue un tiempo limitado, la falta de humildad y los manejos con poca transparencia, llevaron al kirchnerismo a perder la oportunidad de cambiar en serio las cosas y dejar el poder, en 2015, otra vez en manos de los Poderosos, de aquellos a quienes solo les interesa sus negocios. En el medio hubo una oportunidad de esperanza, de combinar bonanza social y transparencia, pero dejamos pasar ese faro que tenía como principal referente al intachable Hermes Binner y el pueblo eligió (Cristina Fernández ganó, en primera vuelta, obteniendo el 54 % de los votos).

Te puede Interesar  Posadas: paliza de Lalo, triplete renovador, el voto en blanco séptima fuerza y el PO con más votos que la mimada de Bullrich

En 2015 llegó Macri, de la mano de un acuerdo electoral con uno de los dos partidos centenarios del País, la Unión Cívica Radical. El histórico partido de Alfonsín, Irigoyen o Illia y su larga tradición Progresista, fue fundamental para que otra vez a la nefasta derecha a ubicarse en el lugar que creíamos no volverían. Tan grande fue el perjuicio del “macrismo” hacia el país que a los 4 años se tuvieron que ir, perdiendo una elección con un tibio candidato como Alberto Fernández (puesto a dedo por la ex presidenta Cristina Fernández). Se fueron Macri y la derecha, no sin antes “desvanecer” un criminal préstamo del criminal Fondo Monetario Internacional de casi 50 mil millones de dólares, 35 % de Pobreza y 60 % de inflación.

Los últimos 4 años fueron más de lo mismo: un gobierno sin respuestas, lejos de la gente y atrapado en sus feroces internas, nos condujo a una inflación insoportable. En frente, una oposición llena de perversos ególatras ¿Y La gente? La gente, bien Gracias.

Ésta suma de incapacidades, inhumanidades y egoísmos nos llevó finalmente a lo que se temía. La derecha volvió a meter su rapiña e instaló un personaje a quien vendieron como lo nuevo, como a un “outsider” de la política, que venía a llevarse puesto a “La Casta” (según él: Políticos, empresarios corruptos y Prensa “en sobrada”) con un discurso vacío, lleno de violencia y totalmente Falaz.

Proponiendo ideas que JAMÁS tuvieron éxito en el Mundo y otras que le dieron la mano al absurdo total. Fue así que, a los gritos, logró instalarse acusando a “La Casta” de todos los males del país, incluso llamando “excremento humano” o asesinos, a sus rivales políticos. El resultado ya lo sabemos y, como ya se mencionó al principio, se debe en gran parte a la falta total de respeto de la política hacia la gente, que se cansó de tener hambre y no le importó que venga un “tipito” a proponer la “ley de la selva” como una falsa solución. No importó que después de decir las peores cosas de parte de sus adversarios cómo Bullrich, Macri o Caputo (Quienes han perdido toda dignidad posible al aceptar cargos en el gobierno de quién dijo todas esas barbaridades) los haya “sumado” a la última parte de la campaña como si lo dicho apenas horas antes, jamás hubiese sido dicho. El tiempo que se viene será uno de los más dolorosos de nuestra historia, tendremos Estanflación y, como consecuencia, mucha más desigualdad. No obstante, habrá que afrontarlo con resistencia, con solidaridad, defendiendo las conquistas conseguidas luego de décadas de lucha y aportando Paz, en respuesta a la violencia que prometieron.

Te puede Interesar  Saber elegir las batallas

Los gobernadores deberán ocupar un rol sobresaliente en esto, van a tener que utilizar toda su creatividad posible para mitigar el ajuste que vendrá desde Nación; en este sentido, las Provincias que vienen teniendo sus cuentas ordenadas, cómo el caso de Misiones, corren con ventaja. Se necesitará de sus “muñecas políticas” para que el doloroso proceso transcurra en forma pacífica, para que al final de “La Noche” que se avecina, vuelva a salir el sol

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin