ECONOMIA, Ultimas Noticias

Debate empresario en Economis: “Queremos crecer y generar puestos de trabajo en 2018”

Debate empresario en Economis: “Queremos crecer y generar puestos de trabajo en 2018”
Compartí este articulo en:

Para cerrar su primer año de vida como un medio de comunicación orientado a la economía y el mundo empresario, Economis organizo una mesa redonda con tres hombres que han sido protagonistas en este 2017 que se va y que –nos parece- representan a muchos otros empresarios de la provincia.

Elegimos para este primer Debate Economis -habrá más- a Gerardo Díaz Beltrán, Fernando Vely y Pablo Ratti.

¿Por qué a ellos? Díaz Beltrán es titular de la Confederación Económica de Misiones (CEM), la organización gremial empresaria más importante de la provincia, que mantiene intensas gestiones para mitigar el impacto de las asimetrías y convertir a Misiones en una zona impositiva especial. Además, es un empresario del rubro ganadero, comercial y forestal.

Vely es titular de la Cámara de Comercio de Posadas y como tal, llevó desde 2016 la voz cantante en cuanto a los reclamos de un comercio que está en crisis y pide emparejar un poco las condiciones para competir con Encarnación, en momentos en que toda la Argentina sufre por la falta de competitividad. Pero ningún otro punto del país tiene una condición donde las diferencias quedan tan expuestas como la capital misionera. Como se sabe, Vely también es un comerciante que apuesta a este rubro e incluso ha abierto un nuevo local este año.

En tanto, Pablo Ratti es empresario de la construcción y activo miembro de la Cámara de ese sector (CAMARCO) tanto en el ámbito provincial, como el nacional, donde integra un grupo de figuras que son segunda o tercera generación de tradicionales empresarios del sector que buscan dejar su impronta e introducir cambios en la forma de hacer negocios. Ratti también es la cara visible de la Fundación Mediterránea regional, otro tradicional think tank donde se busca fomentar el debate de los temas que hacen al desarrollo económico de la Argentina.

Invitamos a todos ellos a la redacción de Economis, proponiendo algunos temas que sirvieran como disparadores para la charla. ¿Cómo fue el 2017 a nivel actividad? ¿Qué les hace falta para crecer y generar más empleo? Qué esperan para el 2018? ¿Qué opinión tienen de las políticas nacionales y provinciales?

Un detalle que sirve para ilustrar la agenda complicada de nuestros invitados. El primer intento para juntarlos fue hacia octubre. Pero en ese momento y cada semana que le siguió fue imposible coordinar un día en el que estuvieran todos en la ciudad. Cada semana uno de los tres estaba de viaje. Así fuimos postergando las fechas hasta que el miércoles 20 los “planetas coincidieron” y pudimos reunirlos. Y eso fue porque los vuelos un día antes se cancelaron por el paro de Aerolíneas (protesta por la reforma previsional) que retuvieron a Díaz Beltrán en Posadas. El titular de la CEM tenía un viaje agendado para ver a un ministro del Gobierno nacional.

Así que ese miércoles previo a la Navidad fueron llegando a las 19, muy puntuales, para intercambiar visiones, establecer diagnósticos y proyectar propuestas para el tema más importante en la agenda de Misiones para el futuro: cómo crecer, generar empleo y desarrollar oportunidades para una población cada vez más numerosa que necesita trabajar.

Cómo pueden las empresas, los empresarios, los emprendedores, encontrar un espacio para desarrollarse y ayudar a desarrollar a una provincia donde, como todas las demás de la Argentina, el Estado ya no puede incorporar más empleados.

Una síntesis de esas dos horas de charla, de ideas, podría ser la siguiente: El 2017 que termina fue un año complicado, difícil, la mentada reactivación no se sintió mucho en Misiones, aunque lo más positivo es que las cosas, al menos, dejaron de empeorar.

Las reformas que impulsó la Nación y que tienen su correlato en la provincia, como la anunciada baja de Ingresos Brutos, son muy bienvenidas y alivian en algo la presión impositiva, que necesita una baja mayor en los gravámenes nacionales.

Es necesario avanzar en cambios a las leyes laborales para facilitar la contratación, ya que hoy, ningún empresario quiere tomar un empleado más. Los costos son altos, la actividad no repunta lo suficiente y son más las promesas de posibles problemas (conflictividad, juicios laborales) que de posibles soluciones.

¿El 2018? Se ve con una actitud que podría definirse como un optimismo realista. Los empresarios, por naturaleza, quieren crecer y no quieren quedarse en el lamento. Quieren apostar y tomar riesgos. Pero saben que el panorama es incierto en muchos aspectos: la inflación, el endeudamiento creciente, las tarifas de luz que van a incrementarse nuevamente. Es necesario tener una actitud positiva para que las cosas vayan mejor, porque también de eso se trata. De no contagiar la negatividad y al contrario, ir para adelante y traspasar el optimismo en un momento en que el país intenta un cambio y está parado en una encrucijada.

A continuación, reproducimos algunos de los comentarios en esta charla franca, amena, pero también realista, que duró unas dos horas, con Fernando Vely, Gerardo Díaz Beltrán y Pablo Ratti.

Economis: ¿Cómo están cerrando este año 2017?

Vely: En general, en el ámbito nacional se ve una leve reactivación, en 2017 algunos sectores comenzaron a reactivarse. Nosotros en el ámbito local, por lo menos lo que le pasa al sector comercial en Posadas, no lo notamos en la medida que nuestra problemática es otra. Y no lo vamos a notar, si no se toman medidas específicas que anduvimos caminando con Gerardo en 2016 y 2017, que tenían que ver con una serie de puntos, como beneficios fiscales, o un tratamiento impositivo diferenciado que nos permita competir con Paraguay. Estamos fuera de competencia en todo sentido, a nivel impositivo, costos laborales, logística.

Economis: La distancia de los grandes centros urbanos también es una asimetría…

Vely: La gente no sabe que un producto que en Buenos Aires sale 100, en la provincia llega a 110. Si por ejemplo querés traer un vino de Mendoza hay un 15% de recargo y la mayoría de las bodegas no paga el anticipo en Rentas (de la provincia), te dicen: “Si querés el vino, págalo vos”. Y lo tenés que pagar a nombre de ellos. Todo eso nos deja fuera de competencia. Hasta que no le encontremos la vuelta, o realmente la Nación no admita que necesitamos medidas específicas y la provincia se alinee, es muy difícil.

Economis: Pero este año que termina ¿es mejor que el 2016, al menos?

Vely: Es por rubros, lo que pasó en el puente, por ejemplo, yo creo que los que venden electrodomésticos, o productos de gran tamaño, difíciles de contrabandear, esos rubros tuvieron un alza en las ventas y eso lo podemos ver por los canales.

O sea, mejoró después de las medidas de los aduaneros (causa de la Justicia federal y medidas de límites a las compras de misioneros por la AFIP).

Vely: Un poco, ojo una cosa es el contrabando, y otra cosa que vos vayas a comprar, Doña Rosa, por ejemplo, otra el contrabando con grandes depósitos, que rompieron el mercado. Esos grandes rubros sí, tuvieron una mejoría a partir de noviembre, diciembre. Lo que se notó a partir de 2017, es que paramos de caer, porque era, en términos reales, porque cuando vos medís en unidades medís en términos reales, ahora cuando vos medís en plata, no con la fantasía de inflación, veías que con la inflación, no íbamos cayendo, pero cuando veías las unidades vendidas, sí.

Economis: ¿Y ustedes que piensan de lo que fue el 2017 a nivel de su sector y de la provincia, en general?

Ratti: Yo vengo del sector de la construcción, en el que continuamos con el panorama que veníamos arrastrando de 2016. En la construcción, no visualizamos un nuevo escenario, y advertimos que todavía no aparece un plan federal de obras públicas. La inversión se concentró mucho el centro país, y el resto de las provincias no tuvo acceso a obras relevantes. Estamos preocupados porque no visualizamos un horizonte claro en el rubro construcción. La Provincia obviamente acompañó con los ingresos que tiene, en hacer las obras provinciales, pero somos 300 empresas en la provincia. Todas más o menos hacemos lo mismo, hacemos casas, edificios de servicios públicos y eso afecta un poco a cómo seguimos para adelante, o cómo hacemos.

Economis: Se habla de un nuevo mecanismo público-privado, ¿puede ser un camino para obtener obras?

Ratti: Me parece interesante, pero la Nación lo empezó a plantear como algo macro, muy grande, a nivel internacional, a nivel de las grandes empresas constructoras. Incluso he hablado con grandes empresas de Buenos Aires que también ellos lo ven como algo que está por encima de su tamaño.

Vely decía como su diagnóstico que el 2017 se dejó de caer, ¿Cuál es tu diagnóstico?

Ratti: Se empezó a sentir una baja de la actividad, en la construcción. Hasta después de las PASO se siguió trabajando, pero ya se empezó a notar que esto empezó a caer nuevamente.  

De hecho, hay consumo récord de cemento…

Ratti: Claramente y de asfalto también, pero no estamos haciendo nosotros ese tipo de obras. Vos hablas con los empresarios de Buenos Aires y están trabajando todos a buen ritmo.

El Gobierno está impulsando que las empresas constructoras tomen préstamos con UVA y desarrollen sus propios proyectos.

Ratti: Ya no somos empresas constructoras como antes, sino ahora también somos desarrolladoras. Y nos cambia totalmente el esquema.  No todas las PyMEs están preparadas para pensar de esa manera, de salir a vender el proyecto. Es cierto que el banco te dice, tengo para financiarte, pero tenés que vender vos. Y la empresa nunca vendió, siempre trabajó en obra pública, en licitar, pelear las adjudicaciones y construir. Y eso demora un poco todo. Acuérdense que en la provincia uno de los sectores que más tracciona la economía es el sector de la construcción, nosotros empleamos 15 mil obreros, y eso desparrama en la economía una suma importante. Y de esos 15.000 obreros, hoy casi la mitad están parados, aparte hay mucha informalidad, y eso complica aún más.

Economis: ¿Y cómo se sienten tratados como empresarios por el misionero de a pie, por la opinión pública?

Díaz Beltrán: El empresario siempre tiene la culpa de todo.

Ratti: A veces la mirada de afuera no comprende todo lo que hacemos, a la par de los trabajadores y con mayor responsabilidad.

Vely: En los últimos, dos o tres años, esta relación entre el comerciante y el consumidor, se puso más tensa porque por ahí apareció un nuevo actor como Paraguay, con el que te pueden comparar. Al consumidor, no le preocupa, no le interesa, no le importa, no entiende la cuestión impositiva, no es el tema de él. Va a buscar esta taza de té y por la alternativa más barata posible, porque el comprar también es por emotividad, uno se siente mejor si compra más barato.

Díaz Beltrán: A muchos no les gusta, yo soy de la idea de que el consumidor tiene que comprar donde quiere. Poner un muro en el puente con Encarnación no sirve. Va a parecer contradictorio con lo que acabo de pedir hoy, todo depende de la instancia y en el momento que lo haga. Nosotros tenemos una asimetría cambiaria con Brasil, hoy con el dólar a 18, más allá que en Argentina está más caro que en Estados Unidos, en Polonia, o en Croacia, increíblemente está más caro. Pero la asimetría con Brasil es cambiaria, se puede corregir más fácil. Es diferente con Paraguay, que es estructural, ojalá algún día se puedan bajar los impuestos, pero si estamos seguros que tenemos que integrarnos, pongamos peras con peras, y manzanas con manzanas. Si no digamos en el Mercosur, qué se puede traer legalmente del Paraguay, productos paraguayos. Pero Paraguay es la puerta de toda Latinoamérica y de cuanto lugar en el mundo que se ocurra. No de los productos exclusivamente paraguayos.

Economis: El tema es que la sensación que tiene la gente es que todo esto que ustedes pueden bajar, lo hacen ahora en tiempos de crisis.

Díaz Beltrán: Esto es como el hipermercado: Vos entras y tenés 98 productos en promoción, y 3 mil que te rompen la cabeza. Paraguay es eso. Entonces la gente va por una cosa y hace otra. Es folklórico, desde hace siglos, yo no fui nunca a Paraguay a comprar, pero mi mujer va. Tiene la atracción de ir. A Paraguay no va la gente a comprar fideos para llegar a fin de mes, el que tiene plata compra champagne importado, compra habanos o lo que sea, y el que no tiene un mango compra harina, pero vamos todos a Paraguay.

Vely: El 80 por ciento cruza en auto, eso es otro dato.

Economis: ¿Cuál fue la noticia o el hecho más positivo del 2017?

Vely: Lo positivo es que se empezaron a tocar temas que antes no se tocaban. En el ámbito provincial, Ingresos Brutos, en Nación, la Reforma Laboral y la Impositiva. Si realmente empiezan a abrirse esas posibilidades y ser más competitivos, tenemos muchas posibilidades. Hoy ponés un cartelito que buscas personal y te llueven los currículum.

Economis: ¿Y qué tipo de perfiles busca trabajo?

Vely: Yo trabajo en promedio con chicos de 25 años. Los incentivo a que estudien. La mayoría de mis empleados son jóvenes. Al chico que quiere estudiar le habilito y le organizo los horarios para que estudie, porque me parece que de alguna manera nos encontramos trabajando con una generación de muchos chicos que tienen padres con planes, madres que no trabajan, entonces están viendo eso y me parece que es una manera que salgan de eso. Yo me crié viendo a mis padres trabajar, debe ser diferente lo que pasa en la cabeza de un chico que se cría con su papá cobrando un plan. Entonces esto le ayuda a abrir la cabeza y a entender que muchos trabajos son de paso. El comercio, muchas veces, es un trabajo de paso mientras vas hacia otra cosa, no es para toda la vida.

Economis: ¿Pablo vos como lo ves, recibís muchos curriculums?

Ratti: En el caso nuestro buscamos más a los técnicos, que acá en la provincia por suerte tenemos varios colegios técnicos. Hay muchos egresados, muchos técnicos, pero no se ubican rápidamente en las empresas, y yo a eso lo veo como algo que hay que solucionarlo en un futuro, porque eso viene de la mano de seguir promoviendo las ingenierías, la arquitectura, para que adquieran fuerza. Desarrollar un personal para una empresa, en mi caso, lleva mucho tiempo. Un personal que conozca de la infraestructura, de las normas de la empresa constructora, y que después a esa persona tengas que decirle: “Mirá, no tengo más trabajo, no hay continuidad, es tan malo para él como para la empresa”. Actualmente eso es muy caro por el tiempo que se le dedica a desarrollar a las personas. Cuando uno es empresario se compromete para el futuro, toma riesgos, se compromete con las personas, crea un grupo de trabajo y cuando lo crea no quiere que nadie se vaya, querés que estén todos con vos apostando para ir adelante. En lo personal hice muchos cambios en la empresa, modificando pensamientos y demás, como todos, convencerte vos primero y después a los que te acompañan. A fin de año ganamos la licitación para la remodelación del aeropuerto de Iguazú. Creo es una obra que tiene trascendencia nacional, y lo más importante, no porque sea mi empresa una de las que participa en la obra, sino porque es una empresa misionera la que participa (se refiere al contrato para remodelar la terminal de pasajeros del Aeropuerto de Iguazú, una obra que empleará una gran cantidad de trabajadores locales).

Economis: Se puede pensar en que una empresa misionera el día de mañana vaya a construir el aeropuerto de otra provincia…

Ratti: Sería muy interesante lograrlo. Hoy estamos en condiciones de hacer obras en cualquier parte del país. Para nosotros es importante que a una empresa misionera, no se le pongan objeciones en las propuestas de valor que pueda generar. Construimos con la misma calidad que las principales empresas constructoras del país.

Díaz Beltrán: Para mí lo importante lo positivo de este 2017, fue el cimbronazo político en general de la Argentina, creo que sacudió bastante y era necesario, me parece muy importante, sin hacer un análisis político, ni puntual, ni partidario. Me parece que se empezaron a poner arriba de la mesa muchos aspectos, transparentar un poco la función de cada uno, los nombres, empezar a ver un poco al país que se quiere, eso está bueno. Que tengamos posibilidad de transformación, a corto plazo, dirigencia empresaria, sindical, política, y eso es lo que se viene, un debate fuerte y eso es bueno. Y en lo personal que pude sortear una cantidad impresionante de obstáculos que tuve, llegamos bien a fin de año y tuve la suerte de consolidar bien otro fondo de inversión (en forestación). Así que este año para mí fue un año interesante.

Economis: La gran pregunta ¿Qué 2018 nos espera?

Ratti: Queremos que haya actividad y consumo, que no se corte la continuidad del trabajo, porque eso castiga mucho a los sectores. Que haya créditos para que las empresas tengan resto para ir adelante, desarrollarse y emprender nuevos negocios.

Vely: Actividad y previsibilidad. Me parece que, por ahí, porque de alguna manera tenemos que tener cierta tranquilidad para invertir y seguir creciendo. Creo que hay un paso importante, hay que hacer un foco común en el emprendedor, reactivar al emprendedor. Porque del emprendedor salen los grandes empresarios, así que reactivar eso, que la burocracia hizo desaparecer porque se funde o se desmotiva y termina empleándose en algún lado, o en el Estado, y me parece que un desafío que vamos a tener es trabajar para que los emprendedores vuelvan a desarrollarse.


Compartí este articulo en: