Los Ahora, aliados clave de la mesa familiar en medio de la caída del consumo

Compartí esta noticia !

Menos atún y más caballa. Más harina y menos postres. Más polenta y menos quesos blancos o yogur. Escenas de supermercado que describen un escenario de desplome en categorías no esenciales, migración hacia marcas más económicas o la sustitución de algunos productos por otros similares, pero más baratos. 

El consumo cayó 13,8% en abril; los consumidores buscan sustitutos económicos en categorías de alimentos; crecen las marcas b y la línea propia de los supermercados. En ese escenario, los Ahora, que nacieron en 2018, se convirtieron en aliados esenciales para el consumidor misionero. 

Hace unos días La Pampa lanzó un programa similar que permite ahorrar hasta 90 mil pesos en negocios de cercanía. En Misiones, la combinación de todos los programas permite un ahorro de 119.683,33 pesos. Para el comercio, también son vitales: en 2023 generaron ventas por 48.110 millones, 121 por ciento más que en 2022. 

Con un 65% de inflación acumulada en el primer cuatrimestre, hay rubros puntuales que entran cada vez menos al carrito. Así lo reflejan los datos de la consultora Scentia, que muestra una caída interanual del 10% en las compras de atún, y un crecimiento inverso en las ventas de caballa. Lo mismo pasa con los dulces: caen snacks (4%), postres (3%) y alfajores (2,9%), y se vende más harina, levadura o manteca. El consumo de leche no deja de caer: 13,7 por ciento en lo que va del año. El pan se encareció nuevamente 20 por ciento por la suba de la luz, mientras en Misiones el precio se mantiene relativamente estable, justamente porque la Provincia subsidia la mitad del costo de la energía eléctrica. En Buenos Aires, un kilo de pan cuesta 500 pesos más que en Misiones. 

Te puede Interesar  Estudiantes del Instituto Belén de Campo Grande visitaron la Legislatura provincial

En total, los Ahora son 14 programas que abarcan todo el espectro de consumo de las familias y cubren casi un 15% de la canasta básica de un hogar de cuatro integrantes. Solo en la Canasta alimentaria Misionerista alcanzaría hasta 15 mil pesos de ahorro. 

Pero además, se alimenta un círculo virtuoso. La ponderación del ahorro se vuelca hacia la construcción y los bienes durables (39%), seguido del segmento del Turismo y gastronomía (35%).

Los plazos de financiación volvieron a subir. Mayoritariamente 6 meses, alcanzando 10 y 12 meses en segmentos como construcción, neumáticos.

En la mitad de los programas Ahora los comercios son responsables de parte del financiamiento. En ocho de los 14 programas parte de la financiación es responsabilidad del banco. En todos los casos hay un acompañamiento de la Provincia en el financiamiento.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin