ECONOMIA, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Beigbeder: “El común de la gente piensa que el comerciante es un ladrón, pero no tiene noción de los costos”

Beigbeder: “El común de la gente piensa que el comerciante es un ladrón, pero no tiene noción de los costos”
Compartí este articulo en:

Carlos María Beigbeder está por cumplir 40 años y decidió sumar una nueva obligación a su rol de gerente en la distribuidora familiar JB, donde tiene 200 empleados y abastece a cinco provincias.

Asumió hace un mes como titular de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), la asociación gremial empresaria más importante de la provincia (junto con la CEM) y la principal “vocera” de las asimetrías que padece la economía de la ciudad y que le pega a comerciantes, empresarios de manera directa e indirecta a todos, porque si a la economía local le va mal, tarde o temprano ese mal lo van a sentir muchos más que los comerciantes, empezando por sus empleados, proveedores, locadores, etc. y quienes viven de todos ellos.

banner-intra

Beigbeder es locuaz y habla sin eufemismos. Tiene un discurso que también incluye una buena cuota de autocrítica para sus representados. Reconoce que hay comercios donde se “atiende mal y hay que mejorar” y también “empresarios que en la época de muchas ganancias no se preocupan tanto por ser eficientes”.

Pero también asume en plenitud como vocero de su sector cuando dice, con sorna, que “para la gente el comerciante es un chorro, un ladrón. Y no es así solamente en Posadas, es en todo el país”.

Beigdeber dice que la gente tiene esa percepción porque “no tiene idea, y tampoco tiene por que saber, de que lo que facturás, la mayoría no te queda a vos, si no que se va para el fabricante, el Estado con sus impuestos, los empleados”.

En una charla en la redacción de Economis, este aficionado a la fotografía (mi mejor foto fue a unas lechuzas, cuenta orgulloso), padre de dos hijos y ex estudiante de diseño gráfico, repasa los objetivos de su gestión en la que promete seguir trabajando con los lineamientos que trazó Fernando Vely.

-¿Por qué decidiste aceptar el rol de presidente de la Cámara de Comercio?

-Me vinieron a buscar, generalmente asume el vicepresidente y le tocaba a Sergio Guelman (Plastimi) pero él no podía porque ya tiene otros roles en otras instituciones, aparte del tiempo que le demanda su empresa.

-¿Cómo percibís que están vistos los empresarios y en especial los comerciantes por la sociedad misionera?

-(Hablando en tono irónico). El empresario y el comerciante siempre fueron los hijos de p….nosotros en la Cámara de Comercio somos hijos de p… Somos un plan corrupto macrista y de hijos de p…. es realmente muy gracioso cuando va la gente del PRO, somos macristas, cuando va la Renovación, somos todos oficialistas.

-¿A qué atribuís esa mirada de la sociedad o de una parte de la sociedad misionera?

-Es que no es de Misiones. Es de todo el país. El comerciante siempre fue el hijo de puta, cuando le decís al médico “sos un comerciante”, lo estás insultando. Y acá las diferencias se acentúan, son más marcadas, porque tenemos enfrente a Paraguay. Entonces la gente te tilda de chorro sin saber cuánto ganás después de lo que facturaste y el dinero que moviste y que en su mayoría no es tuyo. No se considera eso dentro del negocio, pero la gente mira lo que facturás. Y quizás piensa que todo eso te lo llevás al bolsillo. Nosotros por ejemplo, somos una empresa que factura muchos millones, pero ¿cuánto te queda realmente? Encima te comparás con Paraguay que tiene un esquema de impuestos totalmente distinto.

-En la comparación siempre pierden.

Lógico. Hay clientes o ciudadanos que comparan pero no podés porque tenés un esquema muy diferente. Además, nadie ve que después, el paraguayo se vino a atender al hospital acá en Posadas, que se pagó con una parte de los impuestos que se cobran acá. Una parte de todo ese dinero va a obras. Pero nadie lo ve y es imposible la comparación. Acá tenés 21 (IVA), más 35 (Ganancias), más 40 o 50 (cargas laborales), dependiendo del rubro. Allá es 10, más 10, más 10. 

-¿Hay un cambio en la actitud del Gobierno provincial hacia los empresarios? Sobre todo ahora que se terminaron los años de vacas gordas?

-El Estado provincial ha cambiado mucho, ya no es momento de pelearse con nadie, no sólo con los comercios. La estamos pasando complicado, todos mis colegas comerciantes están asustados por la baja en el porcentaje de ganancias y rentabilidad que te deja una empresa, está muy caro trabajar en la Argentina y no podés aumentar los precios como te los aumenta a vos el fabricante. Somos el jamón del sándwich, el industrial te aumenta, a mi me aumentaron 15 puntos en lo que va del año. ¿No iba a ser del 20 la inflación?

-¿Cuáles serán los lineamientos de tu gestión?

-Vamos a seguir con los eventos comerciales, ahora tenemos El Reventón, del 5 al 8 de abril y en eso el Gobierno nos da un gran apoyo, además de haber salido a los medios, no es lo mismo salir solos que de la mano del Gobernador.

-Ahí hay un cambio, antes se lanzaban en el shopping, ahora el Gobernador los llama a la casa de Gobierno, los pone al lado y si es necesario, avisa que el también va a salir de compras.

-Sí y estamos agradecidos por esa actitud.

-El Gobierno entendió que la suerte de los comerciantes también es la suerte de la economía o parte de la economía de Misiones.

-No sé si lo entendió o no, pero sí que necesitamos el apoyo y ellos lo entendieron, nos necesitamos apoyar mutuamente, o entendió que la idea va por ese lado.

-La sociedad dice están ayudando a los empresarios o ayudando a conservar el empleo..

-Noooo, la sociedad o el grueso de la sociedad dice, están ayudando a los empresarios, a los chorros (jajajaaj). Depende de donde se lo mire, también. Si es un empleado público que no tiene relación con nosotros, solamente de ir a comprar y criticar porque lo atendieron mal, y no es que no pase, quizás lo ve así. En líneas generales como la gente no tiene comercio piensa que somos chorros, no tienen ni idea y tampoco corresponde que la tenga. En rigor, es un trabajo de comunicación, una falla de comunicación nuestra, para explicar mejor todo esto.

-Al político de cualquier órbita también le conviene echarle la culpa de todos los males al empresario.

-Obvio.

-¿Qué pensás de lo que dijo Francisco Cabrera, de que el industrial tiene que dejar de llorar y ponerse a invertir?

-Estoy de acuerdo, que dejen de llorar. Porque con cada suba de algo, el dólar, las paritarias, el industrial o el importador grande aumentan por las dudas, es maravilloso y los ha salvado a muchos de un montón de cosas. Aparte la ganancia de cada empresa hace que cuando hay fiesta de guita que te ingresa se pasan por alto un montón de cosas, las empresas se vuelven menos eficientes, total la ganancia mata un montón de cosas. No hay empresas que te entreguen antes de los 12 o 15 días. Estamos hablando de empresas ya de cierto porte que vos le haces un pedido y tardan 15 días. Yo trabajo con multinacionales o nacionales grandes.

-¿Cómo les están resultando los cambios impositivos introducidos en el Pacto Fiscal? (que prevén un cambio en las alícuotas de Ingresos Brutos, que deberán ir bajando al 50 por ciento en los próximos cinco años).

-En nuestro caso subieron los impuestos, porque pusieron topes y todos subieron al máximo del tope. Y desde ahí teóricamente tendría que bajar, te lo aumento para subírtelo. Es llamativo el razonamiento que utilizan algunos, creo que Ingresos Brutos es uno de los impuestos más distorsivos que tenemos.

-¿Estas pagando más o menos ingresos brutos que el año pasado en tu empresa?

-Mas, mas, como la mayoría de los comercios, bastante más, en plata y en alícuotas. Y hay cosas que son muy llamativas, como tenemos una justicia muy especial, no se va a terminar de determinar si está bien o está mal, las tasas que no son tasas, que son porcentajes. La tasa no puede ser un determinado porcentaje, es un impuesto fijo, como el ABL.

-¿Te reuniste ya con el intendente Joaquín Losada?

-Nos reunimos con Losada para hablar de la basura. Posadas esta horriblemente sucia, ellos aducen falta de presupuesto y también que la gente perdió el hábito de hacer las cosas en forma metódica. La gente lleva la basura a los contendenores sin tener en cuenta los horarios y no hay sistema de recolección que pueda estar adaptado. Yo  le decía que hay que sacar los contenderos, fallaron, los del centro, están todos rotos.

-¿Te conformaron las explicaciones?

-No, porque la solución no está, nos explicó el problema nada más.

-Y no habría que sacar recursos de un lado y ponerlos en la gestión de la basura.

-La municipalidad como cualquier ente estatal no es una caja de recepción de gente que está sin trabajo. Esto tiene que funcionar como una empresa o bastante parecido, el tipo que no rinde o no trabaja no puede estar más, el Estado no está para hacer un fin social, no podemos tener 5000 tipos en EMSA si la empresa funciona con 800.

-¿Qué tal los últimos aumentos de las tarifas, cómo los afectó?

-Nos mataron, como a todos, como a los clientes residenciales. La variable de ajuste somos nosotros, cazás en el zoológico, le pegás al que está expuesto, al que tiene negocio a la calle, el que está inscripto. Con la municipalidad pasa lo mismo.

-¿2016 fue el peor año de las asimetrías?

-En los 90 también hubo años complicados, para mí ahí hubo años peores.

-¿Cómo estamos en 2018?

-Estamos igual que en 2017 y va a ser un año igual. Se estabilizó la crisis, muchos comercios que se fueron buscaron otros lugares para establecerse, por ahí se fue del centro y se mudo a los barrios, porque los alquileres son más acordes a lo que podes facturar, vuelvo a insistir con la oferta y la demanda, si facturaba 100 y ahora 50, vos te acomodas o te fundís, yo no tengo estadísticas oficiales pero en 2017 no cerraron muchos comercios, sino que termino de caer y se mantiene y el 2018 va a ser un año de mantenerse.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*