La caída en el consumo, sin impacto en la confianza pese a las medidas económicas del Gobierno

Compartí esta noticia !

La evolución del consumo de bienes de distintos sectores de la economía durante los primeros meses de este año fue negativa, pero no alcanzó a mermar la confianza del consumidor en las medidas económicas del Gobierno.

El consumo sufrió un fuerte impacto en los últimos meses, aún así la confianza de los consumidores se sostiene. Así lo indica el último informe de la consultora Claves, que destacó que productos como alimentos y bebidas, artículos de limpieza y perfumería, carne y automóviles, que tuvieron un buena performance en 2023, empezaron el 2024 con números rojos.

Por su parte, el consumo de leche, indumentaria, calzado, textiles y de productos electrónicos y artículos para el hogar mostró en estos primeros meses una profundización de la caída que venían arrastrando desde años anteriores.

Sin embargo, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) Nacional “fluctuó al ritmo del cambio de gobierno reciente y el impacto de las medidas económicas implementadas por la nueva  gestión”, señala el análisis de Claves.

En ese sentido, subraya que “si bien los consultados refieren una situación personal inferior respecto a idéntico período del 2023, las perspectivas sobre el futuro de la situación macroeconómica evidenciaron un notable crecimiento interanual durante febrero de 2024”.

El ICC mostró en marzo último que la situación personal de los consumidores mejoró 2,76% respecto del mes anterior, pero acumula una baja interanual de 2,20%.

Sin embargo, al preguntar cómo estará la situación macroeconómica en 12 meses y cómo en 3 años, se registró un aumento mensual en marzo de 56,56%, y al igual que en febrero, es la única variable dentro de la confianza del consumidor que acumula un incremento en la variación interanual, con 27,32%.

“Será crucial advertir en el 2024 cómo evoluciona este indicador para observar el respaldo que pueda generar la actual administración”, concluye el informe de Claves.

En cuanto al consumo, las ventas a precios constantes, tanto en supermercados como en autoservicios mayoristas finalizaron el 2023 con variaciones interanuales positivas (+0,94% y +4,69%, respectivamente).

Te puede Interesar  Empresarios posadeños ya piensan la ciudad con la frontera abierta

Ya con las nuevas medidas implementadas, en enero de 2024 se revirtió rápidamente la tendencia, cayendo ambas variables en términos constantes un 13,78% y 8,06%, respectivamente, en comparación con enero de 2023.

“Se espera que el 2024 sea contractivo para ambas variables, como consecuencia de las caídas proyectadas tanto en los salarios reales como en los niveles de actividad económica y empleo”, señala el informe.

En cuanto a los productos, luego del impacto pre y post pandemia, Alimentos y Bebidas,
canalizado a través de supermercados, logró mantener una evolución interanual real positiva en el período 2020/2023, alcanzando la mayor variación interanual durante el 2023.

Sin embargo, los primeros datos del 2024 confirman la caída interanual de las ventas en términos reales producida luego de las elecciones (-10,31% en enero de 2024). De todos modos se espera que esta tendencia se morigere en lo que resta del año.

Por su parte, las ventas de Limpieza y Perfumería, también en supermercados, experimentaron una sostenida recuperación intertemporal desde la etapa de la post pandemia, la cual se vio incluso acelerada, muy levemente, durante el período 2023.

Pero los primeros datos de la evolución en 2024 dan cuenta, en enero, de una caída interanual del orden del 5,41%, evidenciando la reversión del signo positivo que se espera para el presente año.

También los primeros datos del 2024 sobre la evolución en términos reales de Indumentaria, calzado y textiles, amplían la tendencia recesiva, cayendo las ventas constantes en enero un 40,64% a través de este canal.

En otro orden, los Productos Electrónicos y Artículos para el Hogar, que tuvieron un impacto positivo durante la pandemia, arribaron a una marcada tendencia decreciente de sus ventas en términos reales a través del canal supermercados, cayendo incluso más del 11% en términos interanuales durante el 2023.

Asimismo, los datos observados desde el fin del escenario electoral del 2023, y confirmados por los primeros del 2024 (desplome del 44,90% interanual en enero), evidencian la profundización de la caída en términos reales de las ventas, la cual se estima proseguirá durante la primera mitad del 2024.

Te puede Interesar  "Jueces en la Escuela” primera experiencia para terciarios

Fuera de los supermercados, el impacto de las medidas iniciales del nuevo gobierno también repercutieron negativamente sobre las ventas minoristas del segmento pyme.

Durante el primer trimestre de 2024 solamente uno de los subsectores analizados mostró una variación acumulada interanual positiva en sus ventas, el Textil e Indumentaria, de casi el 5%. Mientras que el resto de los subsectores mostraron importantes variaciones negativas, destacándose los de Farmacia (-35,60%), Perfumería (-33,70%) y Alimentos y Bebidas (-28,70%). Por otra parte, el promedio móvil de 12 meses de consumo interno de carne vacuna cerró el 2023 con el nivel más alto del último lustro de 52,4 kilos anuales por habitante. No obstante, en marzo último, ese mismo consumo cayó a 42,6.

El consumo de leche fluida por habitante tampoco escapó a la merma en el consumo, y muestra un severo cuadro de retracción respecto del pico de consumo de 27,63 litros por año, alcanzado durante el 2020.

Así, los datos anualizados del 2024, a partir del primer bimestre de este período, indican que el consumo de leche fluida por habitante cayó a 19,59 litros, un ritmo de algo más del 20% interanual.

En el caso de los automóviles, durante todo el 2023 se patentaron un total de 452.107 unidades, lo que implicó un incremento interanual del 10,17% respecto del año anterior.

A su vez, durante el primer trimestre de 2024, el patentamiento de automotores muestra un retroceso de casi el 30% respecto del acumulado de idéntico período del 2023.

Así, se espera que el patentamiento caiga durante el 2024, afectado por la caída del salario real y capacidad de ahorro de la población en general, más el deterioro del nivel de actividad económica.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin