Debate empresario Economis: crisis, pandemia, oportunidades y resurrecciones

Como todos los fines de año desde 2017, Economis reunió a un grupo de reconocidos empresarios misioneros de diversos sectores y localidades para analizar lo que dejó el 2020 de la pandemia y trazar un panorama de expectativas para 2021 que comienza este viernes.

¿Cómo les fue este año a los hombres y mujeres que, contra viento y marea, hicieron todo para sostener el empleo privado en un año de caída del PBI récord para la Argentina? ¿Qué esperan para 2021? 

Para responder a estas preguntas, invitamos a 17 empresarios misioneros de distintos sectores. Llegaron puntuales a la cita a las 17 al renovado bar Zocco de Posadas, donde además de las experiencias de un 2020 difícil, se degustó una merienda con productos regionales. Dijeron presente Carolina Okulovich (de la tealera Don Basilio, de Oberá), Renzo Klimiuk (Klimiuk Infusiones, de Campo Grande), René Mangiaterra (en breve inaugurará la planta de generación por biomasa en Cerro Azul, una de las mayores inversiones privadas).

También estuvieron Jorge Antonio (dueño del emblemático restaurante Aqua, de Puerto Iguazú, y cara visible de un sector arrasado en el 2020 como el turismo). Juan Angel García Wall (de la firma Abarca, distribuidora de Arcor en la zona centro). Por el sector forestal estuvo Silvina Oliva (directora de Valerio Oliva Forestal, distinguida como empresaria misionera del 2020); Alejandor Haene (titular de la CEM), Nicolás Eizmendi y Facundo Jantzon (dueños y creadores de Beerlin), Sergio Bresiski (de la firma Premoldeados Posadas y titular de la CCIP), Pepe Stepaniuk (socio gerente de yerbatera Mate Rojo), Carolina Mazza (directora de Mazza Turismo), Nicolás Mas (Consultora Misiones) y Matias Scarabotti (Tras los Pasos y franquicias de ropa).

También estuvieron Silvana Ratti (Ratti Construcciones, este año ya entregó un edificio y construye otros tres), Horacio Sánchez (gerente de Toyota Misiones) y Rodrigo Gómez (socio de la franquicia posadeña de Antares).

 ¿Fue un año de crisis este 2020?

Este año el debate se desarrolló con otro esquema. En lugar de buscar 2 o 3 tópicos comunes a la agenda empresaria, cada uno fue relatando cómo vivió desde su propio negocio el 2020. Ahí nomás comenzaron los relatos y las sorpresas, al ir descubriendo empresarios de un sector, la coyuntura muy distinta que atravesaron en otros rubros. 

Cada relato, cada exposición generó muchisima atención del resto y entre todos fueron trazando un cuadro de un 2020 que tiene blancos, negros y grises. Pero sobre todo, muchas sorpresas a partir del segundo o tercer mes de la cuarentena o el segundo semestre del 2020.

La conclusión es que, dentro de un año de gran crisis, hubo muchas historias inesperadas de resurgimientos, boom de ventas, y el surgimiento de nuevos negocios o formas de vender. 

Quedó en evidencia en el Debate Empresario de Economis , que la crisis obligó a aguzar la creatividad, como decía Albert Einstein: “Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”.

Por momentos, algunos empresarios con sus relatos evocaron a mayo o junio de 2002, con un país arrasado, pero con una economía que también -inesperadamente en esos primeros tiempos- empezaba a mostrar signos de una recuperación incipiente, que más tarde se iba a convertir en el ciclo de crecimiento más importante de la historia argentina.

Los empresarios misioneros no esperan un ciclo semejante, pero muchos miran a 2021 con un expectante optimismo y el deseo de que el Gobierno nacional encuentre una estrategia y un plan de crecimiento, que para la gran mayoría de los participantes, todavía brilla por su ausencia.¿El cierre de 2020? Para una sorprendente mayoría, fue un año de fuerte crecimiento en ventas y demandas. El contraste lo marcó, nítido, el sector turístico, que todavía no logra comenzar a recuperarse, especialmente en la ciudad que acuna a las Cataratas del Iguazú, que añora la llegada de turistas internacionales. 

El “boom” maderero

“Tenemos las exportaciones ya comprometidas hasta julio del año que viene. Jamás nos pasó antes, porque en nuestra historia los proyectos son a cortísimo plazo. Nunca pudimos hacer una proyección y ahora la gente de afuera nos está pidiendo hacer programas casi anuales. Además el mercado interno viene muy bien, cuesta abastecer a nuestros clientes. Nos pagan como nunca antes, los plazos mejoraron mucho, lo que hace nuevamente viable y conveniente la venta”, explicó la empresaria maderera Silvina Oliva.

Tenemos las exportaciones ya comprometidas hasta julio del año que viene. Jamás nos pasó antes, porque en nuestra historia los proyectos son a cortísimo plazo

El nuevo invento de la gastronomía: el sunset en El Brete

“Primero estuvimos cerrados tres meses, después nos habilitaron abrir hasta las 18.30 ¡cuando nosotros abríamos siempre a las 19! Así fue como arrancamos al mediodía, sin saber qué iba a pasar. Y nos sorprendimos porque la gente respondió, y hasta las 2 de la tarde hacía cola, no lo esperábamos”, contaron Nicolás Eizmendi y Facundo Jantzon, que crearon Beerlin en 2018 en las arenas de El Brete (y como no podía ser de otra manera, llegaron al debate en bermudas y con look playero).

Algo parecido le sucedió a Rodrigo Gómez, uno de los socios de la franquicia de Antares en Posadas, que apenas abrió en octubre se convirtió en un éxito del renovado Primer Tramo de la Costanera.

“Ninguno de los socios tenía experiencia en lo que es gastronomía, estuve 15 años trabajando en la marca Honda. Yo quería salir de Buenos Aires. Hacía 10 años que no venía a Posadas, obviamente encontré otra ciudad, absolutamente distinta, me impactó el cambio y obviamente dije este tiene que ser el lugar, vimos la movida, nos embarcamos. Con mi esposa íbamos mucho a Antares, y me preguntaba cómo esta cervecería no tenía presencia en el Norte”, relató.

“La obra empezó en diciembre del año pasado, a dos meses para abrir, empezó la pandemia. Fueron momentos difíciles. Todos los análisis que habíamos hecho se fueron un poco al tacho, así que nos reunimos y dijimos ¿qué hacemos? La idea de dos de mis socios era: “Vendamos esto ya porque no se levanta más, de acá a un año no va a haber nada, todo va a estar parado”. Hasta que decidimos abrir parcialmente, vamos a ir paso a paso, vamos a ver cómo se da, no vendamos todo, ni salgamos corriendo que era lo que teníamos ganas de hacer todos. Y la gente respondió. No sé si era por el tema del encierro, de estar 2 o 3 meses en pandemia. Hemos tenido muy buena respuesta de la gente”.

Su historia se replica en otros sectores, rubros que en determinado momento cuando la cuarentena comenzó a flexibilizarse, vieron de repente la fuerza de ese consumo reprimido y esa necesidad de destinar los pesos a las compras, ahora que es casi imposible adquirir dólares.

Chocolates y mermeladas para matizar el encierro

Le sucedió también a Juan Angel García Wall, distribuidor de más de 1.000 productos de Arcor para toda la zona centro y Norte de Misiones. Uno de los mejores termómetros de cómo está el bolsillo de la gente. 

Jamás vendimos tantos chocolates y tanta mermelada en una provincia como Misiones

“A los 15, 20 días de comenzada la cuarentena empezó a haber una explosión de ventas y empezamos a comernos el stock. A los 60 días, nunca vendimos tanto chocolate, ¿por qué? Porque estás aburrido en tu casa, no podes salir y comés chocolate. Jamás vendimos tanta mermelada en una provincia como Misiones”, detalló. 

Estamos doce por ciento arriba en kilos, versus el año anterior en consumo masivo.  Te provoca dolores de crecimiento, sí aprovechamos porque mejoramos equipamiento, mercadería. Nosotros vamos detrás de la yerba, el té, la madera, después vamos nosotros, si ellos trabajan bien, Misiones es una isla, para bien o para mal. ¿Cómo sostenerlo en 2021? Va a ser muy difícil porque el consumo que hubo por estar enclaustrado, no creo que se repita, lo cual es un desafío porque Arcor te pone objetivos siempre desafiantes”, explicó Wall. 

Los autos se pagan ahora y se entregan cuando se fabriquen

Ni que hablar el caso de Toyota Misiones, que arrancó con un mercado “deprimido en los primeros meses del año”. Horacio Sánchez, gerente de T.M (la firma que forma parte del Grupo Metropol, que tiene líneas de colectivos en Buenos Aires) relató que “luego vino la pandemia, el cierre de fábrica por mes y medio. Tres veces revisamos los planes de negocios para 2020, no teníamos expectativas buenas. Pero una vez que reabrió, empezó a aparecer una demanda que no habíamos previsto, la verdad es que nos hemos quedado sin stock de automóviles y a partir de esto, desde junio/julio estamos trabajando con ventas futuras. Prácticamente el concesionario no tiene stock, pero no tiene stock ningún concesionario de la red Toyota en todo el país. Estamos con lista de espera de unidades de 2 a 3 meses, hay unidades como la cabina simple de la pick up Hilux, que tenemos hasta marzo del año que viene vendido. Y la verdad es que la fábrica está trabajando muchísimo, es una de las fábricas del país que más exporta”, detalló.

“La verdad es que nos sorprendió y como comentaron muchos acá, es como que Misiones fue un microclima aparte, respecto al resto del país. No tenemos autos para entregar, pero además, Misiones se convirtió en una provincia donde las ventas andan mejor que en el promedio del país. Antes representaba el 1,5 por ciento de las ventas totales, ahora subió casi al 2 por ciento”, graficó, poniéndole datos duros a un sector que suele ser un buen termómetro de cómo marcha la economía. Su experiencia se trasladó a todas las concesionarias: Misiones fue la segunda provincia del país con la menor caída en comparación con 2019. 

El boom de la construcción privada

Algo similar contó Sergio Bresiski desde su firma Premoldeados Posadas, con tres líneas de producción nuevas para atender el boom de la construcción privada.

“Empezamos con un año de incertidumbre, no sabíamos de cuánto iba a ser la inflación, si se resolvía la deuda externa, hasta que nos tocó la cuarentena. A los 40 días empezamos a trabajar, hoy estamos cerrando en niveles de toneladas de productos de hormigón elaborado de los mejores de la historia. Eso tiene que ver mucho con la frontera cerrada, tiene que ver con la capacidad de inversión que pudimos tener. Nosotros hoy desde Misiones, copamos el norte de Santa Fe, el norte de Entre Ríos, todo Corrientes, Chaco y Formosa, y esos lugares siempre teníamos mucha competencia de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires. Tal vez a ellos la pandemia les tocó de otra manera”, explicó Bresiski, arquitecto de profesión y hoy gerenciando la firma familiar.

Bresiski también está encarando un proyecto de generación de energía por microturbinas para las chacras misioneras que promete poner en marcha en 2021.

Además, le tocó asumir como presidente de la Cámara de Comercio de Posadas en un año de muchísimo trabajo para adaptarse a la nueva normalidad, potenciar los canales de venta digitales y promover el cumplimiento de protocolos sanitarios que permitieron la reapertura. Bresiski fue uno de los líderes empresarios que impulsó el debate y apoyó a la -por ahora- frustrada creación de la zona aduanera especial para Misiones.

Historias de crisis y agonías

No hubo un sólo 2020, y a las historias de repuntes inesperados, también les sucedieron relatos sobre profundas crisis, como las que contaron aquellos empresarios de los rubros turísticos.

Jorge Antonio, dueño de dos restaurantes en Puerto Iguazú (uno de ellos, el emblemático Aqua), le puso datos y cifras a la enorme crisis del sector turístico de esa ciudad. Antonio es un profundo conocedor del rubro turístico, porque también fue gerente del ex Sheraton y el Iguazú Grand (Casino), probablemente, los dos mejores y más importantes establecimientos de la Ciudad de las Cataratas.

“Me toca atravesar un momento difícil de entender para el que no está vinculado al rubro, porque escucho los buenos comentarios y me encanta que así sea, pero bueno nosotros estamos en el otro extremo. Primero por la distancia geográfica y después porque el turismo ha sido golpeado por la pandemia a una escala sin precedentes. Sin ir más lejos, nosotros teníamos 15 vuelos por día, lo que significaba una disponibilidad de asientos de 450 vuelos por mes, promedio 50 mil asientos de avión. Hoy tenemos 4 vuelos por semana, que son 1200, o 1500 asientos para llegar a Iguazú por mes”, explicó, sobre la crisis del cabotaje, cuyas perspectivas de recuperación aparecen cada vez más inciertas.

“A esto se le suma el cierre de la frontera, y ahí hay que hacer una aclaración importante, porque si bien es cierto que nosotros estamos viendo unas situaciones que hoy se ven favorables por el cierre de la frontera en Posadas, eso no pasa en Iguazú porque en Iguazú tenemos 1,5 millones de visitantes al Parque Nacional y 14 millones de personas que cruzan el puente. Les doy un ejemplo estadístico: de octubre a marzo del año pasado, que fue el último semestre de mi restaurante, lo que pasó fue el 10% argentinos, 50% brasileños, 40% del exterior, Estados Unidos, Europa, Asia, Oceanía. El mercado de los europeos y norteamericanos, desapareció porque no hay vuelos, olvídense, ese mercado si se recupera, va a volver en octubre de 2021, cuando empezaría la temporada de extranjeros fuera del Mercosur, me refiero”, señaló.

Pero lo más inquietante del completo panorama que trazó Jorge Antonio, es que las perspectivas 2021 con la crisis de los vuelos de cabotaje, la frontera cerrada y el Covid-19 que no cede, pintan más incertidumbre.

“Y me está faltando el 50% de mi público que es el brasileño. El que está en Foz, Cascabel, Curitiba, o Toledo, viene a Foz a hacer compras en Paraguay, cruza a Puerto Iguazú, viene a comer a mi restorán o a todos los otros que hay disponibles de excelente calidad, se lleva un vino, va a un supermercado, hoy cargaría combustible porque vale la mitad, toda esa gente moviliza a la mayoría del pueblo de una forma que acá no se ve. Porque acá (por Posadas), me parece que la visión es que la plata se va, allá la plata entra. Entonces, nosotros tenemos, por ejemplo, el sindicato gastronómico de Iguazú tiene 3.600 empleos registrados, solo del sector hotelero gastronómico de FEHGRA, a eso súmenle a todo lo que está alrededor y que gira en base, a por ejemplo, los 300 guías de turismo que están en el Parque Nacional, gente que con solvencia mueve grupo de alemanes, franceses, rusos, chinos, desde marzo no ven un peso”, detalló.

“Nosotros estamos en un camino sin salida, dependemos de un mercado que no existe, esa es la realidad”, graficó.

Pero esa realidad dramática de la ciudad de las Cataratas, no se repite en otros destinos de Misiones que están reverdeciendo en plena pandemia. 

Mazza y un año de reprogramaciones permanentes

Carolina Mazza, de Mazza Turismo, contó la pandemia implicó “cancelaciones permanentes” de viajes programados a Disney y otros destinos, y clientes al borde de un ataque de nervios pidiendo lo imposible: que les devuelvan el dinero con el cual pagaron sus reservas. 

Así como fue un año muy difícil, creo que también veo con mucha esperanza al 2021

“Soy de Mazza Turismo, tenemos ya 46 años en el mercado y eran muchos más con la casa de cambios, que lamentablemente se ha decidido discontinuar este año”, arrancó, comentando el cierre de uno de las firmas más emblemáticas de Misiones y una de las más importantes del país en un sector al que castigo durísimo este 2020.

“Yo estoy abocada al turismo, fue un año durísimo en todos los aspectos, no solo en el económico. Yo siempre digo que el trabajo que nos toca a nosotros es siempre lindo, este año fue todo lo contrario, fue un año de reprogramación, de peleas con las compañías aéreas, fue realmente desgastante. La gente estaba muy enojada porque no entendía por qué las compañías aéreas no devuelven la plata. Todo ese desgaste emocional que tuvimos fue realmente agotador”, detalló Carolina.

“Pero este último tiempo empezó a activarse nuevamente, gracias a Dios nuestro programa estrella que es Disney nunca paró, seguimos con reuniones on line, seguimos ofreciendo porque esto siempre se vende como a más largo plazo. Entonces, seguimos ofreciendo las salidas de 2021, las del 2022, las del 2023, para que los padres vayan pagando con tiempo y ahora se empezó a mover el turismo internacional, que es lo que más nos apasiona, no porque no nos gusta Argentina, sino porque Mazza siempre estuvo enfocado al turismo emisivo”, explicó sobre sus líneas de negocios principales.

Como toda crisis, este 2020 también representó para Mazza un desafío y una oportunidad, empezar a trabajar en el turismo receptivo. “Nos costó tanto empezar a vender los destinos de Argentina. Nos costaba menos llenar un grupo a Dubai, que llenar un grupo a Ushuaia, o El Calafate. Hoy, como todos, nos reinventamos, cuando no se podía viajar en Argentina, hemos sacado productos dentro de la provincia y también nos ha ido fantástico, hemos llevado más de 3 o 4 grupos de más de 30 pasajeros al Moconá, estamos sacando Iguazú, ahora para enero, Iberá lo hacemos a partir de enero. Así como fue un año muy difícil, creo que también veo con mucha esperanza al 2021”, sentenció.

Creo que el año que viene va a ser el año de Argentina, va a ser el año de seguir con Misiones, de seguir conociendo la provincia, así sin dudas

Té, regular pero yerba mate muy bien

¿Cómo anduvieron el té y la yerba mate? En el grupo de empresarios, se destacaron la presencia de los tealeros Carolina Okulovich y Renzo Klimiuk, que también son productores de yerba mate. 

Ambos coincidieron en que este último rubro compensó la caída en las exportaciones del té misionero, impactado de lleno por la pandemia y los restaurantes cerrados en mercados importantísimos como los Estados Unidos, grandes vendedores del té frío o ice tea.

Sin embargo, para Pepe Stepaniuk, la yerba mate estuvo muy bien en producción y ventas, pero para la industria molinera no fue un año tan bueno, con una suba de costos, sobre todo de la materia prima y precios casi congelados en la góndola.

“Con la cuarentena sucedió algo muy especial, más que nada los primeros días que la gente temía que hubiera desabastecimiento, así que compró más de la cuenta, ahí hubo picos de venta muy extraordinarios, que después se normalizaron. En un momento, pasando la mitad de año, se empezó a complicar para los que vendemos con marca, porque el Gobierno a través de los precios máximos empezó a hacer la suya como siempre, con esa política un poco extraña que tarde o temprano por un lado revienta. Cuando las grandes ya no dieron más, inventaron lo que ya habían inventado en la época de (Guillermo) Moreno, que fue cambiarle una palabrita al paquete y con eso salirse del precio cuidado. Estamos terminando el año bien, pero de la mitad del año en adelante, el tema de los precios máximos nos venía complicando mucho”, explicó Stepaniuk, dueño de Mate Rojo.

“Otra cosa linda fue ver a los casinos cerrados, en Oberá se calcula unos 10 millones de pesos por día que se le van a la gente en el juego, es plata que se aspiraba el casino y dejó de aspirar. Bueno por dar ejemplo, tengo un amigo que era muy casinero, que le pintó la casa a la mamá, le cambió el auto a la madre”, detalló, como otro subproducto bueno de la crisis del Covid.

La yerba compensó, dijo Okulovich

“La yerba mate, que también es otra actividad, nos salvó gracias a su buen momento”, explicó Carolina Okulovich.  Renzo Klimiuk, de la tealera Klimuk Infusiones de Campo Grande, coincidió.

Creo que la pandemia nos sirvió para conocernos y valorarnos como misioneros

“En la empresa familiar nos dedicamos al té y hace más de 15 años también a la yerba, que, en el último año, digamos que soportó al té. Que viene con algunos problemas de precio a nivel mundial, después el Covid, nos hizo tener un poco de miedo en cuanto a los envíos a los clientes de afuera. Porque el mundo dejó de consumir de una manera, se transformó Europa de una manera, Estados Unidos de otra. Así que el tema del negocio del té fue complicado”, señaló.

“Creo que fue un año muy complicado, pero estamos saliendo adelante, estamos enviando la mercadería comprometida con los contratos del año anterior. Por otro lado, yo presido la Cámara de elaboradores de té de la provincia, entonces tengo conocimiento un poco de cómo están con los contratos los colegas, gracias a Dios se está normalizando. El negocio del té es muy financiero, nosotros no trabajamos 6 meses al año y enviamos durante los 12. O sea, terminamos de enviar los 6 meses que empieza de nuevo la zafra. Entonces la espalda económica y financiera para nosotros es muy importante. Tuvimos mucho miedo cuando se cortaron las prefinanciaciones de las exportaciones, porque de eso nos financiamos para soportar la cosecha, pero bueno, gracias a la yerba fue un boom que nos ayudó a mantenernos erguidos en nuestra economía empresarial”, afirmó Okulovich.

Renzo Klimiuk: “En Klimiuk Infusiones nos dedicamos al té y también a la yerba mate. Cuando empezamos la pandemia nuestra actividad no fue tan golpeada porque pudimos seguir trabajando casi normalmente, con todas las precauciones del caso, la verdad es que dentro del panorama de cómo se fue dando, la economía y las circunstancias, creo que la yerba mate fue un motor para la provincia, nuestra actividad por suerte anduvo y tiene una buena proyección hacia adelante”.

El boom de los ladrillos

Un párrafo aparte para el boom de los ladrillos o la construcción privada aprovechando un dólar que llegó a rozar los 200 pesos en algún momento.

Silvana Ratti es una de las empresarias que representa mejor el fenómeno en Posadas, con un edificio ya entregado (Charlotte Belgrano) y otros tres que comenzó a construir en pleno 2020 de pandemia.

“Espero para el 2020 que continúe este envión, que pese a la pandemia que en un momento pareció de mucha incertidumbre, pero la verdad es que nos sorprendimos porque tuvimos mucha demanda de unidades funcionales de departamentos que nos llevó a generar nuevos proyectos y sacar proyectos que estaban en cartera, en stand-by, a reflotarlos y comenzarlos. Tenemos un edificio Velvet, que estamos terminando. Lo pensamos entregar para mayo del 2021. Estamos con uno en ejecución que está en su primera loza que se llama Marwa frente a la Cámara de Representantes en el Parque Paraguayo y otro que estamos en lo que es movimiento de suelo, sobre Avenida Urquiza, sobre Costanera”, detalló.

Otro representante de ese rubro es Nicolás Más, quien además de la crisis del 2020 tuvo el trágico suceso que conmocionó a Posadas, la muerte del empresario Guillermo Vázquez.

Venimos de dos años complejos y la verdad que este último tramo de la pandemia, significó también la reactivación de nuestro rubro, nosotros estamos con obras con un importe muy importante en cuanto a metros cuadrados. En marzo del año que viene terminamos Torres Aymará que son casi 17 mil metros cuadrados. Comparativamente con otras obras de igual porte en la provincia y en la ciudad de Posadas, nosotros estamos con un atraso lógico, pero vamos a terminar”, aventuró.

Y se refirió brevemente al hecho que conmocionó a todos. “Estuvimos marcados por una tragedia porque mi socio falleció hace 4 meses en ese edificio. Particularmente a su vez, yo tengo una obra privada en la costanera que es el Complejo Ipanema, que gracias a Dios también reactivamos, para terminar a mediados o fines del año que viene. Se están reactivando proyectos que estaban en el cajón. También estamos lanzando para marzo Costa Río, que es un proyecto sobre costanera, zona del Brete. Y vemos el refugio del ladrillo, muy importante hoy como siempre más cuando estamos en estas situaciones de inestabilidad”.

Las reconversiones que impuso la pandemia

Matias Scarabotti es el reconocido emprendedor que creó “Tras los Pasos”, una de las mejores librerías del interior del país, hoy con dos sucursales en Posadas y otra en Oberá.

“Hace dos años que mi visión de la tienda física era muy pesimista, yo soy un convencido que la tienda física tiende a desaparecer, porque el entretenimiento pasa por otro lado, porque nos estamos acostumbrando cada vez más a comprar de otra forma. Nuestro concepto de negocio fue mutando al entretenimiento, que es lo que yo creo que va a prevalecer. Me parece que la gente que vaya tendiendo hacia el entretenimiento de alguna forma, también tendrá más chances de sobrevivir”, señaló.

“Aceleramos mucho este proceso de la venta on line, nos profesionalizamos, mi esposa hizo un Magister en la Universidad de Barcelona a distancia y logramos en medio de la pandemia, ampliar la tienda física. Es casi obsoleto pensar en tener una red de sucursales en todo el país, si podés vender de manera on line. Esto nos llevó a acelerar el proceso que veníamos desarrollando y profesionalizando, y terminamos vendiéndole a países limítrofes como Chile, Uruguay, vendemos a Brasil, vendemos a Europa también. En el caso de los libros a todo lo que sea el mundo de habla hispana, estamos a la par de las grandes cadenas. Lo que estoy tratando de hacer, yo tengo más de 190 proveedores en las librerías, es un rubro muy complejo en ese sentido, estoy tratando de desarrollar negociaciones para que no se me escapen solos, cuando veo algo, llamo, negociamos, hablamos sobre qué podemos hacer”, señaló. Sin dudas una de las historias de reconversión que perdurarán más allá del Covid-19.

Incertidumbre y macroeconomía

Uno de los puntos en común es la preocupación de los empresarios por un plan de crecimiento más claro y certidumbre sobre las medidas políticas.

Uno de los muchos empresarios que aguarda estas señales es René Mangiaterra, el empresario santafecino que se radicó en Alem y está construyendo la planta MM Bioenergía, que en breve estará generando a partir de los desperdicios forestales energía para la región.

“Yo vengo de Matilde, un pueblito de 600 habitantes, en la provincia de Santa Fe, donde tenemos un molino harinero que cumplió 128 años en noviembre. A raíz de la Ley de Energías Renovables, que además nos obliga a las empresas que consumimos más de 300 kilowatts de potencia, a partir del 2025 a utilizar el 20% de esa energía de fuentes renovables, entonces dijimos, bueno vamos a hacer esa energía. Lógicamente, pensar hacerla en Santa Fe y llevar biomasa de la zona de Corrientes y Misiones, no cumplía con los objetivos de la Ley, rompe el balance de carbono, así que empezamos a desarrollar un estudio de factibilidad, que nos daba que tenía que ser en Misiones. Y bueno, nos fuimos metiendo cada vez más. Arrancamos con el proyecto, nos presentamos a una licitación con el estado nacional, que ganamos. Estuvimos por claudicar 2 o 3 veces, en estos 4 años. La licitación que firmamos con el Estado Nacional, que tiene una garantía del Banco Mundial es por 20 años, con un monto fijo en dólares. La energía que nosotros vamos a producir, se la vamos a vender a Cammesa. Más o menos vamos a usar unas 100 toneladas de biomasa por día. No es fácil, en Argentina nos van cambiando continuamente las reglas de juego, pero en definitiva ser ordenado, ayuda un montón”. 

El cierre del titular de la CEM, Alejandro Haene

Para el cierre, nada mejor que el titular de la CEM, Alejandro Haene, con un panorama de casi todos los sectores económicos de la provincia.

“A Misiones yo la catalogo como una isla, está más cerrada que nunca, hemos trabajado entre nosotros, nos hemos vendido entre nosotros, hablo con mis pares, yo también soy director de la Cámara Argentina de Comercio, soy representante del NEA y todos ven a Misiones de esa forma y todos quieren ver por qué nos fue así”, explicó.

El binomio salud más economía, hizo que Misiones tenga la menor cantidad de casos prácticamente y la menor cantidad de fallecidos. En general todos, excepto el sector hotelero gastronómico, han trabajado bien, o muy bien. Más allá que hay sectores que le falta precio, o que el dólar está planchado y que tenemos inflación en dólares a veces en muchos casos, que la verdad que nos perjudica. Pero yo veo a Misiones con un potencial tremendo y más aún, de acá, de todos los que estamos acá, hay un sector que no veo representado que yo creo que es uno de los grandes unicornios, si se quiere, que es el sector de la economía del conocimiento. El Silicon Misiones está en pañales, pero yo he participado de todas las firmas con empresas o con organismos, el potencial que tiene ese sector es impresionante”.

El 2021 abre nuevos interrogantes. La continuidad de las fronteras cerradas, al menos por un tiempo, anticipa que el consumo seguirá en alza. Pero el desafío será sostener estos niveles de demanda una vez que pase la tormenta. Pero eso será otro capítulo.
PD: (En próximas ediciones se irán publicando las entrevistas puntuales a cada uno de los protagonistas del Debate Economis con sus perspectivas para este 2021)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password