Massa garantizó fondos a las provincias para el pago de sueldos y aguinaldos

Compartí esta noticia !

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó hoy que están garantizados los fondos para que las provincias puedan pagar los salarios de diciembre y el medio aguinaldo.

La austeridad fiscal comenzó con un mensaje contradictorio. Los gobernadores consiguen que Sergio Massa los asista en su emergencia. Pero hay OK de Javier Milei.

Massa recibió a gobernadores de todos los espacios políticos, ante quienes comprometió la asistencia de las arcas nacionales para hacer frente a esos compromisos.

Los mandatarios venían reclamando mecanismos de compensación tras una serie de cambios en el sistema impositivo y solicitaron que se decida antes del traspaso de mando a la gestión del presidente electo, Javier Milei.

Desde el futuro equipo económico se afirma que la noticia del día es la confirmación, por el Presidente electo, Javier Milei, del cierre de la Secretaría de Comercio Interior. Sin embargo, la noticia del día es que, con un OK del Presidente electo, Javier Milei, el ministro de Economía saliente, Sergio Massa, abrió el bolso ante el reclamo de las provincias.

Los gobernadores solicitaron una compensación de la coparticipación que perdieron las provincias por las iniciativas de devolución de Ganancias y de IVA.

Conocedor de las herramientas del Estado, Sergio Massa habilitará una línea de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), para situaciones de emergencia y desequilibrios financieros de los distintos gobiernos provinciales.

La Ley 23.548 de Coparticipación Federal de Impuestos, creó el Fondo de Aportes del Tesoro Nacional a las provincias. Ese fondo tiene el objetivo de ser destinado para atender “situaciones de emergencia y desequilibrios financieros” de los gobiernos provinciales y es el Ministerio del Interior el encargado de la asignación de esos recursos.

Al 31/10, hay presupuestados $ 176.000 millones, de los cuáles solo se ejecutaron $ 50.000 millones. Quedan $ 125.000 millones sin utilizar. No hará falta que el Presidente saliente firme un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia), tal como habían pedido los gobernadores en una carta que enviaron a Alberto Fernández.La herramienta

El martes 28/11 los gobernadores peronistas y aliados se reunieron en la sede del Banco Provincia, en el microcentro de la Ciudad de Buenos Aires.

El encuentro comenzó a las 13:30 con un almuerzo entre los gobernadores y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro. A las 15:00 ingresó el futuro ministro del Interior, Francos. “Él pidió hablar con nosotros”, aclaró el gobernador Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, cerca de las 16:40, cuando terminó la reunión.

Francos contó que dialogaron sobre la preocupación de los gobernadores respecto del futuro de las obras en sus provincias. “Hablamos de las que están en curso, de las que pueden continuar, de las que se pueden hacer más adelante. Habrá obras que se hacen en las provincias que estarán en manos del Estado y otras que pueden hacer los privados”.

Te puede Interesar  La Provincia avanza con operativos y acciones contra el dengue

Pero obviamente que también se habló de algo más urgente: salarios y aguinaldo a pagar en diciembre.

Luego de esa reunión, los gobernadores se dirigieron al Ministerio de Economía. Ellos llevaron un mandato no sólo de ‘Wado’ de Pedro sino también de Francos, el ministro político de Javier Milei.

“Recibí a los gobernadores para garantizar que las provincias tengan los fondos que permitan el pago de sueldos y aguinaldos de diciembre”, expresó Massa desde sus redes sociales.

El funcionario y excandidato presidencial detalló que esos recursos serán “transferidos por la Nación del Fondo de Aportes del Tesoro Nacional no utilizados en este ejercicio y del pago de una deuda actualizada del Consenso Fiscal del 2018, sin afectar de esta forma al Presupuesto 2024”.

Participaron de la reunión con Massa, entre gobernadores en ejercicio y electos, los mandatarios Mariano Arcioni (Chubut), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gustavo Sáenz (Salta), Arabela Carreras y Alberto Weretilneck, saliente y electo de Río Negro, respectivamente; Sergio Ziliotto (La Pampa), Osvaldo Jalil (Tucumán), Axel Kicillof (Buenos Aires), Claudio Poggi (San Luis), Leandro Zdero (Chaco) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

También Omar Gutiérrez y Rolando Figueroa, mandatarios saliente y electo de Neuquén, respectivamente; Alicia Kirchner (Santa Cruz), Ignacio Torres (Chubut); Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Gerardo Morales (Jujuy); Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Perotti y Maximiliano Pullaro, saliente y electo de Santa Fe; Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Gustavo Valdés (Corrientes), Ricardo Quintela (La Rioja) y Alfredo Cornejo (Mendoza).

Igual que en el encuentro de ayer, también se sumó a la reunión el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ De Pedro.

Al hacer su ingreso al Ministerio de Economía, el gobernador sanjuanino Sergio Uñac había señalado que los mandatarios solicitaban a la Nación “equiparar” a las provincias la pérdida de recaudación ocasionada por la “baja del Impuesto a las Ganancias y la devolución del IVA”, dos medidas tomadas por Massa durante la campaña pero que, dijo, fueron “ratificas por el Presidente electo”.

Te puede Interesar  Para la Corte, delegados gremiales pueden ser despedidos si "hay un motivo válido"

A los mandatarios provinciales les preocupa también la intención de Milei de recortar la coparticipación federal y dar por terminada la obra pública puesta en marcha desde el Estado nacional.

Al respecto, Uñac detalló que “la obra pública tiene un fuerte contenido en el presupuesto provincial” de su distrito, donde es “del orden del 25 al 30%”.

“Hay 12 mil trabajadores registrados en la construcción, y si la obra pública decae, los trabajadores se quedarán sin trabajo y las empresas sin la posibilidad de continuar”, advirtió.

El mandatario sanjuanino, que a partir de diciembre será senador nacional, también sostuvo que si el próximo Gobierno “baja la obra pública y no se pagan salarios, eso sigue afectando el poder adquisitivo de la gente y va caer el consumo, la recaudación y la actividad económica”.

Las mismas preocupaciones sobre el pago de aguinaldos, la obra pública y la coparticipación federal habían planteado ayer los gobernadores de UxP y de Juntos por el Cambio (JxC) en reuniones separadas.

Incluso, los mandatarios peronistas electos compartieron también ayer un encuentro con el designado ministro del Interior del Gobierno de La Libertad Avanza (LLA), Guillermo Francos, quien se comprometió a alcanzar “acuerdos” sobre las obras públicas en marcha.

Tal como se sospecha hace tiempo, los gobernadores son los principales opositores a cualquier baja de los impuestos coparticipables. Así es como los gobernadores resultan un interrogante sobre el ajuste fiscal por comenzar. Deberá resolverlo Milei en el futuro aunque en esta ocasión aprobó la asistencia.

Massa ya tenía la respuesta que quedaron en oficializarla el miércoles 29/11 en una reunión con el resto de los gobernadores.

Las cuentas de los gobernadores -que habría que verificar- surgen de la suma de $131.000 millones de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) presupuestados para 2023 no utilizados, y $110.000 millones de deudas que el Ejecutivo Nacional acumula por el consenso fiscal de 2018.

El Palacio de Hacienda logró $ 913.000 millones por encima de los vencimientos en la más reciente licitación de bonos en pesos. Con este dinero, y autorización de la futura Administración Milei, Massa organizaría el mecanismo de respaldo de los gobernadores. Y que luego el Presidente que ya llega decida cómo sigue.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin