Venchiarutti Sartori: “Cuando la toga se cae al barro, estamos cerca de la gente”

“Cuando la toga se cae al barro, estamos muy cerca de la gente”. Rossana Pia Venchiarutti Sartori, está empecinada en que esa sea la cara de la Justicia: cerca de la gente.

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia, elegida alguna vez como la mejor jueza de la Argentina, trabaja en varias líneas, que van desde el lenguaje llano en las sentencias, hasta la incorporación de traductores guaraníes y la expansión de las dependencias judiciales en toda la geografía misionera. 

“Soy una militante del lenguaje claro.  Es un duro batallar entender esto, pero creo que las nuevas generaciones, todos nosotros nos estamos poniendo en la piel esto, tratamos de que todo lo que digamos tenga un nivel comunicacional suficientemente claro para que llegue a todo el mundo. Y que se exprese en la sentencia. Tengo un ejemplo: Si yo te digo la palabra distracto ¿Vos sabés lo que significa? La mayoría de la gente no. Ahora si yo te digo que el contrato laboral se rompió, que fuiste despedido, o no fuiste despedido, eso es distracto. Si yo te digo el interés superior del niño, el común de la gente no sabe qué abarca. Pero si a lo misionero te digo, “el gurí es lo más importante en esta causa”, te estoy explicando qué es el interés superior del niño. No se trata de ser chabacano, sino de hablar en términos muy comunes”, explica.

En lenguaje llano…

Y por qué no decirlo, en nuestro lenguaje. Porque no es lo mismo, lo que yo te puedo decir en Posadas, a Andresito. En Andresito si yo te digo el cachapé, todo el mundo sabe de qué estamos hablando, pero no es lo mismo la cultura de la costa del río Paraná, que la cultura de la costa del Uruguay. Nuestra provincia es pequeñita, pero tiene diferentes esquemas socioculturales. En todos hay que trabajar de manera particular.

¿Empezaron a trabajar con los guaraníes para tener un traductor?

Sí, yo en eso se traduce el concepto de empatía del Poder Judicial. La pandemia nos obligó un poco, a darnos cuenta que teníamos que abrirnos, eso nos obligó a firmar convenios con todo el mundo, con los guaraníes hemos firmado actas de compromiso, pero con la Policía de la provincia, con Cambio Climático, con Ecología, con el ministerio de Gobierno, con el Registro de las Personas, generalmente esos convenios se derivan al centro de capacitación, que es el lugar que tenemos donde capacitamos a propios, y a no propios. Se capacita a nuestra gente del Poder Judicial y también, al profesional que así lo requiera. En esto de la capacitación extra, hemos trabajado mucho en la capacitación digital al profesional, porque sabíamos que se venía y porque cuando comenzamos a exigir la firma digital y el token, y, éramos nosotros el Poder Judicial, quien otorgaba el token y la firma digital, necesitábamos que el abogado, que es el representante común, es nuestro representante natural en los procesos del justiciable. Nosotros necesitamos que tuviera eso, para que esto no se detenga y que la digitalización funcione. Como siempre volvemos a lo mismo, como consideramos que la comunicación es muy importante, es uno de los ejes más importantes en los lineamientos que el Poder Judicial se impuso: Digitalización, comunicación y despapelización, son los tres ejes más importantes. Como consideramos que la comunicación, que no solamente es comunicación verbal, sino es todo tipo de comunicación, entendimos que en la diversidad en la que estamos obligados a defender, el problema de los pueblos originarios, era un problema a resolver. No porque no fuera resuelto con anterioridad por nuestros jueces, pero consideramos que era momento de escuchar, de saber, de pedirle a nuestros jueces que nos digan qué necesitan. Estamos trabajando en algo que es un sueño y  cada paso que se da, la toga se cae al barro y cuando la toga se cae al barro, estamos muy cerca de la gente.

Una corte más terrenal…

Cuando hablo de la toga, hablo de todos. Porque nosotros en la Corte también somos jueces. Es una forma de ejemplificar. El Poder Judicial ha tenido una apertura y un diálogo, que viene hace unos años, inédita. La despapelización es una, pero nosotros hablamos con todos, con todos los que vienen a nosotros, nos importa lo que piensa el representante del pueblo mbya guaraní, de cada una de las comunidades. Nos importa lo que piensa el ministro de Gobierno y la Policía de provincia, porque interactuamos todo el tiempo con ellos. Nos importa lo que piensa cada uno de los intendentes, porque el trabajo que estamos haciendo de gestión de conflictos, donde el sueño es terminar en un mediador comunitario para trabajar articuladamente con cada uno de los intendentes. Con el pueblo mbya, estamos tratando de plasmar un proyecto que se traduzca en intérpretes oficiales, mientras tanto, estamos pidiendo que cada uno de ellos elija al intérprete para que forme parte de la lista de auxiliares de la justicia.

Con estas cuestiones que han ocurrido durante la pandemia, los cambios que se han generado, para bien en un momento donde parecía que todo estaba parado y paralizado, en realidad puertas adentro se estaban dando muchísimos cambios. Con casos muy resonantes también, como el caso del ex juez Pedro Fragueiro, que fue puntapié para que se den otros cambios.

Pandemia de por medio, no fue solo el Tribunal Superior, sino el Jurado de Enjuiciamiento que está integrado por legisladores y abogados. Pandemia de por medio, nosotros tuvimos un Jury, hacía diez años que no había un Jury en la provincia y nosotros tuvimos un Jury. En realidad no fue un puntapié respecto a perspectiva de género, porque el Poder Judicial viene trabajando con perspectiva de género hace muchísimo tiempo y sería injusto no reconocerlo. Desde hace muchísimo se viene trabajando, se viene trabajando con la Corte que tiene una oficina de la mujer, pero desde hace muchísimo tiempo también el Poder Judicial de la provincia entendió, con esto dejo a salvo el trabajo que realiza la gente de la Corte, entendió que el enlatado que nos mandaban para resolver los conflictos, no servía mucho en una provincia tan diversa como la nuestra. Entendíamos que el lenguaje con el que se transmitía no era el que necesitaban nuestras mujeres y nuestros vulnerables. Y empezamos a hacer otro tipo de capacitación, nosotros empezamos a ir a los barrios con el centro de capacitación, con el centro de mediación, con el CeJuMe, explicamos cómo se trabajaba, cuando se tenía que hacer la denuncia, porque acá lo importante era hacer saber cómo acceder a la justicia. Porque la justicia estaba, pero lo importante era saber cómo acceder, siempre voy a volver sobre esto, es una cuestión comunicacional. Íbamos, bajábamos al pasto como decimos, y no solo hablábamos de esto, sino que hablábamos de un tema muy sensible en la provincia que es la prevención del abuso sexual infantil. Entonces, nos acompañaban secretarios penales, que daban charlas pequeñas, breves,  sencillas, explicaban, a mujeres, a veces había señores, muchos con niños, en ese lugar las mujeres vendían sus cosas, sus emprendimientos, la pandemia nos cortó esta posibilidad, dejamos de trabajarlo, que no quiere decir que no lo vamos a volver a intentar.

¿Estamos, como provincia, prevenidos ante otro caso Fragueiro. Se dispararon los mecanismos de contención para evitar otra situación como esta?

Nosotros estamos prevenidos hace rato, lo que pasa es que uno necesitaba la denuncia, estamos prevenidos desde hace rato, por eso estoy diciendo que trabajo en perspectiva de género hace muchísimo tiempo. El Poder Judicial cuenta con una oficina de acceso a la justicia acá, pero también está en Oberá, en Puerto Rico y en Eldorado, lo que pasa es que acá en Posadas tenemos algo que se llama de atención a víctima, y este equipo de atención a la víctima es interdisciplinario, acude ante cada denuncia y le da la contención necesaria, inclusive para que haga la denuncia. Para aquella que simplemente denuncie al correo de presidencia, para que haga la denuncia. También estamos tratando, no solamente porque sea un juez, porque la violencia puede venir de cualquier lugar, estamos tratando, esto es un sueño, pero creo que va a salir, en un observatorio de derechos humanos. El observatorio de derechos humanos, se llama así porque implica no solamente violencia, sino vulnerabilidad de niños, ancianos, todo lo que sea género, porque género no solo abarca lo que es maltrato a la mujer. Lo que pretendemos es digitalizar también esto, crear un solo link porque lo que está pasando en este momento, que, ante la denuncia en la comisaría de la mujer, se disparan tres procedimientos, uno va al penal, uno va al juzgado de familia, otro va al juzgado de paz. A veces no se diferencian los casos que son urgentes. Entonces, lo que nosotros pretendemos es que aquella persona o vulnerable, que no puede trasladarse, porque para el violentado trasladarse también es todo un proceso. Ni hablemos de una zona rural, o alejada de la ciudad. Entonces, la misma víctima podrá ingresar a ese mismo link, hacer la denuncia, rellenar un formulario, si tiene una foto, una prueba, algo que la levante en ese link, se recepciona desde acceso a la justicia, desde ahí se evalúa y se dispara automáticamente al lugar donde debe ir.

Alerta, roja, amarilla… 

Sí, se inicia, se dispara a donde debe ir. Además, para tener un registro. En el Superior Tribunal, hemos aprobado el registro de violencia, que es muy importante porque nos va a dar el mapa de casos. Cuando tenemos registrado estadísticamente, sabemos dónde tenemos que ir a trabajar para prevenir, como siempre digo, cuando la denuncia está hecha el daño ya se configuró, nosotros tenemos que trabajar en la prevención. Muchas veces, derechos humanos, no solamente es el golpe, cuando alguna vez participe con Martita Ferreira, con todo mi equipo de capacitación con mujeres rurales, en 25 de mayo, nosotros nos dimos que lo más importante en ese lugar era, porque hicieron una demostración actoral, poder acceder al DNI, porque los partos seguían siendo muchas veces domiciliarios. Y explicarles a las mujeres, que portar el DNI de su hijo, es dotarlo de todos los derechos, entonces yo tengo un DNI y tengo un plan social, un montón de cosas.

Es una personita, además, para el sistema. Estos mapas nos dan las alertas de dónde tenemos que ir a capacitar y qué tenemos que ir a capacitar. Todavía quedan muchos lugares en la provincia donde hay que ir a capacitar en ese sentido. Sobre el DNI y el acceso a la justicia. Los juzgados de paz, son donde no hay oficina de acceso, los juzgados de paz son la boca y hoy tienen la posibilidad y la obligatoriedad, esto recalco, de tomar las denuncias de violencia, de tomar las primeras medidas y después remitirlas al juzgado de familia correspondiente.

Acaba de renunciar la primera jueza mujer de la Corte Suprema ¿Qué consideración le merece, porque tenemos una Corte muy politizada, hoy muy masculinizada, qué hay que hacer con esa corte?

Las dos mujeres muy importantes en esa corte eran Carmen Argibay, que era una gran ministra que las perdimos muy pronto, que además de saber muchísimo de derecho penal, era una defensora del género impresionante, siempre se la recuerda porque era muy pañuelo verde, sin embargo, cuando tuvo que votar, no votó como pañuelo verde, eso marca la coherencia y la independencia en el criterio de una mujer como ella. Nos quedó Elena Highton, que venía del Poder Judicial. Creo que se retira por problemas físicos notables, de salud, pero además porque ya tenía la edad para retirarse porque a los 75 años ya pueden, ella logró estirarlo un poquito más por medio de un amparo. Qué pienso yo de la corte, solamente te puedo decir lo que se sabe a través de los medios periodísticos y los trascendidos, sí es una corte muy masculina, en este momento, Elena le daba la impronta, trabajó mucho, ella es la creadora de la oficina de la mujer, es la que formó la oficina de la mujer, nos capacitó al principio, a la que dijimos en un principio nos gusta mucho lo que haces, pero queremos algo más misionero, su retiro implica un repliegue si se quiere de la vista feminista. Entendiendo, al feminismo, a la perspectiva de género, no para destronar y hacer lo mismo, sino sería gatopardismo. Si no, más bien, creo que la lucha feminista va a estar bien lograda cuando todas las mujeres, pero absolutamente todas, tengamos la posibilidad de tener la misma línea de partida. Y cuando digo, la misma línea de partida, digo herramientas, yo llegué a donde llegué y mis pares y todos los jueces que han llegado, porque nos han dado las herramientas, esto no es meritocracia, se nos dio la posibilidad. Si todas las mujeres tenemos la misma posibilidad de tener la misma línea de partida, de acceder a una educación y después decidir qué hago con ella. Desde esa línea de partida yo defiendo el lugar de mi género, todas estamos en este colectivo, que nos den la posibilidad y ahí la Corte es la última instancia para que se revisen las decisiones, hay una mirada feminista, por eso pienso que tiene que ser una mujer la reemplazante de Highton en la Corte.

¿Mujer y de dónde?

Deberían dejar de ser del centro del país. Tenemos que salir de esa limitación CABA, que hace que se sienten a escribir códigos que a veces son inaplicables para nosotros.

La Corte misionera tiene mayoría de mujeres, la expansión territorial en los últimos años, ha hecho que crezca el número de mujeres también hacia dentro del poder…

En principio, son más las mujeres que los hombres en el Poder Judicial, estadísticamente. Para la provincia es importante el trabajo de federalización que hizo el Poder Judicial en tiempos de pandemia. Es tan importante para una comunidad contar con un juzgado multifueros, es tan importante para el justiciable saber que a tres cuadras tiene un lugar que escuche, eso hace al acceso a la justicia, son hechos, no palabras. La quinta circunscripción fue un gran paso, porque nos ayuda también a dividir la organización y el control de esa organización. Estamos pidiendo nuevos juzgados, el Consejo de la Magistratura está pidiendo nuevos cargos, porque ha trabajado en estos dos años sin detenerse, también digitalmente, estamos pidiendo más porque queremos llegar a otros lugares. Al llegar a la quinta circunscripción, tenemos que llegar a otras instancias, tribunales, tribunales penales. Además estamos trabajando por algo que nuestros empleados sufren en la ciudad, el sueño de la guardería.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password